Por Luis Aranguren
3 noviembre, 2020

La madre de este pequeño trabaja encargándose de la anciana, sin embargo, él no necesita parentesco alguno para darle cariño del bueno.

En ocasiones el amor llega de quien menos lo esperamos, no necesariamente tienen que formar parte de nuestra familia. Si no nos creen, vean a esta hermosa anciana de 100 años quien encontró en un joven ajeno a su familia, un nieto querido y que la consiente.

Déjanos contarte la historia de Theylon y Doña María, y es que la mamá del niño de nombre Ana trabaja cuidando a esta anciana.

Razoes para Acreditar

Ellos se conocieron cuando Ana llevaba a Theylon con ella a pasar el día mientras cuidaba de la señora María. El pequeño la ayudaba un poco con su trabajo y no estaba solo en casa, era la mejor opción.

Lo cierto es que a medida que iba yendo el cariño entre la anciana y el pequeño crecía, Theylon cada vez más estaba pendiente de Doña María y se llevaban muy bien.

Cuidaba de su cabello con todo el cariño del mundo, a pesar de que Doña María sufría de Alzheimer, parece recordarlo y quererlo. Su diagnóstico fue en 2010 y así fue como llegaron Ana y Theylon a su vida, desde entonces son muy felices y su ánimo está más elevado.

Actualmente Doña María vive con dos de sus tres hijos, la hija que no vive con ellos de nombre Regina contó a Razoes para Acreditar que ve la relación entre Theylon y su madre como algo muy especial.

Ha logrado captar en un video la forma en la que trata este pequeño a esta señora, es lindo ver a un niño con tan gran corazón. Siempre se preocupa por cómo se ve, a pesar de su edad sabe que puede ser muy hermosa.

Razoes para Acreditar

Doña María que seguro recuerda la belleza de su infancia, le agradece tomando sus manos, mostrándole su cariño. Seguramente la familia de esta señora está considerando contratar a Theylon y es que se porta tan bien con él, que más que un trabajador se convierte en familia.

Esto podría decirse que es el resultado de una buena crianza, su madre le ha inculcado esos bellos sentimientos que él transmite. No necesita un nexo de sangre para tener este bello sentimiento, solo la vio y al ver que necesitaba ayuda se dispuso a dársela.

Razoes para Acreditar

Espero tener nietos así de amables, sin duda haría de la vejez algo más tranquilo, bonito y llevadero.

Puede interesarte