Por Leonardo Granadillo
4 noviembre, 2019

La rara condición afecta solamente a 1 de cada 40,000 personas. En un principio sus padres pensaron que el joven estaba ciego, ahora lo describen como “un regalo de Dios”.

Un joven llamado Abushe ha ganado fama al rededor del mundo por algo no muy común: su oscuro color de piel junto a unos ojos increíblemente azules. Más aún cuando nos referimos a un joven que viven en Etiopía, situado al Cuerno de África.

Son tan únicos que se originan gracias a una extraña afección con la que nació, mejor conocida como el síndrome de Waardenburg, el cual, hace que el gen de melanina modifique su desarrollo de pigmento, generando un cambio en el color de los ojos.

YouTube: LuisJose

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, esta condición solamente afecta a 1 de cada 40,000 personas. En el momento que nació Abushe, era algo tan poco común lo que padecía que sus padres pensaron que el niño era ciego. Al ser bastante pobre temían que tuviesen que pagar un tratamiento muy costoso, por suerte, solamente fue como ellos mismos lo describen “un regalo de Dios”.

Eric Lafforgue

Fue el fotógrafo francés Eric Lafforgue quien a través de un post en facebook compartió la belleza de este pequeño que no brilla solo porque tenga los ojos azules, sino por lo lindo de la diversidad. Es tan llamativo como agradable que ver variedad, las mezclas, las diferencias.

Abushe is 8, he lives in south Ethiopia, i met him in front of a bank. His blue eyes were just incredible. I came back…

Posted by Eric Lafforgue on Monday, March 21, 2016

Sin embargo, algunos niños no lo comprender y se burlan de él en la escuela diciéndole “ojos de plástico” o “monstruo”. Gracias a Eric Lafforgue por compartir con todos esta fotografía, y ojalá se cumplan todas las metas de abuche que sueña con ser futbolista. Respetemos a nuestros semejantes, por más distintos que sean.

Puede interesarte