Por Camilo Morales
7 abril, 2021

“Todavía se ven diferentes y la gente no cree que sean gemelos”, contó la madre.

Hay casos médicos que tienen difícil explicación. Uno de esos misterios es el hecho de que una mujer pueda quedar embarazada ya estándolo. Eso le ocurrió a Gabriella Christmas, una mujer de 30 años que concibió a su primer hijo, Eduardo, pero que casi un mes después quedó embarazada de un segundo niño “gemelo”. Un gran misterio.

Ambos niños nacieron el mismo día, a pesar de haber sido concebidos en distintos momentos. Sin embargo al nacer, su madre se dio cuenta que uno de los niños era más grande que el otro. “Se veían diferentes cuando nacieron“, contó Gabriella a Daily Mail.

Gabriella Christmas

Según la madre, “mi pequeño, Ezra, era mucho más pequeño, así que tuve que comprar ropa para mis gemelos, pero en diferentes tamaños“. Además de eso, uno de los niños tenía la piel un poco más arrugada “por lo que parecía un viejecito”, según ella.

Gabriella Christmas

Gabriella dijo que los médicos le explicaron que a pesar de haber sido concebidos en distinto momento igualmente son gemelos. Esto porque “nacieron el mismo día y tienen los mismos padres genéticos, pero fueron dos embarazos separados que sucedieron al mismo tiempo“, en palabras de la madre.

Según informó Daily Mail, a Gabriella se le dijo que este fenómeno se llama “superfetación”, que consiste en la fecundación exitosa de un óvulo que está liberado, por lo que esto resulta en la concepción de gemelos pero con semanas de gestación distintas.

Gabriella Christmas

Los especialistas explican que esto ocurre solo en el 0,3% de las mujeres y se debe a un fallo en el control hormonal durante la gestación. “Fue realmente difícil entender el hecho de que me había quedado embarazada cuando ya estaba embarazada“, detalló la madre.

Gabriella Christmas

A pesar de que hayan nacido el mismo día y para los médicos se trate técnicamente de hermanos gemelos, para Gabriella existen muchas diferencias entre los dos, sobre todo en el sentido del desarrollo fisiológico. “Todavía se ven diferentes ahora y la gente no cree que sean gemelos (…) Tienen ese vínculo pero no podrían ser más diferentes, son como tiza y queso“, cerró.

Puede interesarte