Por Lucas Rodríguez
18 diciembre, 2018

Reforzando la confianza.

La blogguera Julianne Gilchrist, una de las colaboras del sitio Faithit, publicó recientemente una carta que le dedicó a su hija mayor, quien se encuentra muy cerca de iniciar una nueva etapa en su vida: la enseñanza primaria. Gilchrist menciona que hoy en día su hija pasa el día jugando con sus legos. Pero también sabe que no le quedan demasiados años de esto. 

Preocupada por que las redes sociales puedan debilitar la confianza en sí misma de su hija, la blogguera y madre de dos otros hijos decidió dejarle anotados algunos consejos. Puedes ver la carta entera acá, pero de todas formas te dejamos algunos de los mejores pasajes:

@i.antone

Deja crecer tus intereses y que florezcan sin el miedo a que se vean aplastados por lo que es o no popular. Permite que esto te ayude a distinguir las cosas que no son justas y a buscar la justicia para los demás.  

Quiero que te rías con tus amigos y aprendas a tratar en persona, cara a cara, los conflictos que puedas tener. Y quiero que tu hogar sea siempre un agradable lugar en el que aterrizar después de un largo día, un lugar donde no necesites estar conectada con el mundo exterior.

@myplanit

Puede que te diga que no a algunas de las cosas que harán tus amigos. Puede que te diga que nos alejaremos de las redes sociales por un tiempo, o al menos poner límites claros… Habrá días en los que probablemente creerás que estoy siendo injusta. Y probablemente habrá días también en los que yo puede que dude.

Pero esto es lo que quiero que sepas: tu valor no está determinado por cuántos likes recibiste online. No eres bella porque 30 de tus amigos comentaron tu selfie.

Mi dulce niña, eres hermosa porque eres amable y valerosa, porque haces preguntas y aprendes y creces, porque dejas brillar a tus talentos mientras descubres quién eres y quién serás en la vida.

Yo soy más que mis likes y mis comentarios. Y también lo eres tú. Haré mi mejor esfuerzo por detener estos mensajes ni dejarte atrapar por la creencia de que tu valor viene de las redes sociales. Porque esto importa. Muchísimo. Al igual que tú.

Una enseñanza que quizás todos deberíamos tener presente.. 

Puede interesarte