Por Luis Aranguren
8 mayo, 2019

Aunque no sabemos si existe algún modo de tener esa «cintura de avispa» de forma saludable, Kim Kardashian nos muestra lo difícil que fue meter su cuerpo dentro del vestido.💅

El primer lunes de mayo siempre es muy importante para las estrellas y famosos pues es la presentación de la Met Gala, un evento realizado en el Museo Metropolitano de Arte en New York, y la excusa perfecta para que los diseñadores aprovechen a los actores para enseñar sus mejores y más atrevidas creaciones.

GettyImages

Entre los vestidos que causaron más polémica estuvo el de Kim Kardashian West, diseñado por Thierry Mugler y pareció como una diosa que salía húmeda del mar. El vestido estaba hecho de un material sintético que daba la ilusión de estar mojado siempre, aunado a un detalle de gotas de Swarovski alrededor de su cuerpo.

«Queríamos mezclar el estilo de una chica de California con Mugler»

-Kim Kardashian

Muchas fueron las opiniones de los críticos, algunos dijeron que su vestido no se ajustaba al tema del «campamento», mientras otros aseguraron que fue acertado y lucía muy bien. Lo cierto es que en el momento en el que le informaron sobre el tema pensaron en Thierry Mugler pues según ella «él inventó el campamento».

Vogue

si crees que fue difícil entrar en ese vestido, estás en lo cierto pues durante un video que grabó exclusivamente para Vogue, dejó ver el incómodo y largo proceso para lucir hermosa durante la gala. No solo es el exterior, debajo de este vestido había un corsé que tuvo que ser ajustado por tres hombres de forma simultánea, y si fuese poco más abajo también llevaba puesto una faja o spanx para mantener «todo en su lugar».

Vogue

Por supuesto que esto generaría un debate, pues creo que no hay una forma saludable de tener esa cintura, inclusive algunas personas preguntaban en dónde se encontraban sus órganos. Kim no se cohibió de quejarse de lo duro que fue colocarse ese vestido para la gran noche y dijo lo siguiente:

«Si no me siento a cenar, ahora sabes por qué».

dijo Kardashian West, revelando que sólo podía sentarse a medias con el atuendo y que ni siquiera podría orinar.

Vogue

Un sacrificio al que ya la había perdido la costumbre, pues aseguró que durante una entrevista en la alfombra roja que no se realizaba un tratamiento de belleza en siete meses por tener que dedicarle 18 horas de estudio semanal a su nueva meta de ser abogada.

Vogue

Muchos han sido los sacrificios hecho por esta Kardashian para tener el cuerpo «de ensueño» esperemos que nada de esto afecte su salud y pueda seguir adelante como la futura profesional que desea ser.

Puede interesarte