Por Lucas Rodríguez
8 febrero, 2019

Algo así como el personaje de la madre en «Sex Education», Helen Fisher ha dedicado su vida a estudiar la ciencia de las relaciones de pareja. «Si eres un alcohólico, no dejarías una botella sobre tu escritorio», dice sobre mantener recuerdos de una pareja pasada.

Las relaciones de pareja pueden se runa de las experiencias más significativas de nuestras vidas. La persona correcta puede cambiar nuestras vidas. Llevarla a lugares a las que nunca podría haber llegado por sí misma. 

Pero no todo dura para siempre. Es normal que después de un tiempo, incluso la persona que creímos era el amor de nuestra vida haya tomado decisiones incompatibles con las nuestras. El amor puede llegar a su fin y es hora de seguir adelante. 

Pixabay

La intensidad con la que experimentamos estos sentimientos no es nada raro. La doctora Helen Fisher se dedica a investigar los efectos del amor y las relaciones en el cerebro humano. Sus descubrimientos la han llevado a concluir que acercarnos tanto a una persona puede tener un efecto muy grande en nuestros cerebros, el que detalló en entrevista con la revista Paula.

Fisher ha concluido que una relación a largo plazo genera un efecto similar en nuestros cerebros a los de los gustos más fuertes que tenemos. Al igual que estos, debemos mantener una distancia y mesura hacia ellos, cosa de sacarles el mejor provecho sin transformarlos en algo nocivo para nuestra salud. 

Pixabay

Esta misma lógica es la que vuelve tan difíciles las rupturas. Como se trata de dos personas tomando una decisión, a veces sin estar de acuerdo, el cerebro se enfrenta a una carencia total de un minuto a otro. 

Es por esto que las adicciones son tratadas con programas de rehabilitación. Es necesario una terapia larga y en profundidad. La doctora Fisher también recomienda eliminar cualquier recuerdo u objeto que nos haga pensar en nuestras ex parejas. Su lógica es simple:

Si sufres de alcoholismo, no dejarías una botella de vodka sobre tu escritorio. Por esto mismo es que una foto enmarcada puede ser igual de dañina

–Helen Fisher, para revista Paula.

Mantener una distancia con esa persona es la clave. La doctora también recomienda no llamar ni intentar mantener una relación de amistad inmediatamente después. Debemos cortar con esa persona hasta que nuestro cerebro entienda que es tiempo de seguir adelante. 

Pixabay

Preguntada por si esto es el camino para olvidar a nuestra ex parejas, Helen Fisher fue categórica: uno nunca olvida a las personas de las que estuvo enamorada. Lo mejor por lo que uno puede apostar es a aprender a vivir con su falta. Transformar esos recuerdos en experiencias y continuar viviendo. 

Duras palabras de la doctora. Creo que prefiero seguir engañándome mientras veo Sex Education.

Puede interesarte