Por Lucas Rodríguez
19 mayo, 2020

Shilpa Sethi, de la India, recurrió a la cirugía para aumentar sus atributos. Un cirujano estafador la dejó malherida y desilusionada.

El culto al cuerpo y la belleza física, es un tema que ha generado muchísimas discusiones, pero muy pocos acuerdos. Algunas personas creen que hemos ido demasiado lejos: que nuestra obsesión con el cuerpo perfecto, y con reducir a las personas a solo su apariencia, está causando un daño enorme a la salud mental de las personas. Otros creen lo contrario, que la búsqueda de la belleza es una fuente de autoestima y buena vida, que solo nos puede traer beneficios. 

@ms.sethii

Podemos discutir esto hasta el infinito, con ambos lados consiguiendo ejemplos valiosos para sustentar sus puntos. Pero hoy, da la casualidad que venimos con una historia de una mujer que por llevar demasiado lejos esta obsesión, terminó sufriendo bastante decepción y aun más dolor.

@ms.sethii

Se trata de Shilpa Sethi, una influencer de Instagram nacida en la India. Shilpa siempre ha hecho alarde de sus destacados atributos, especialmente su trasero, el que era celebrado como una cosa digna de adoración por sus seguidores. Viendo esto es que Shilpa decidió que era hora de ir un paso más allá. 

@ms.sethii

Buscando en Internet, dio con la solución: el «levante de trasero brasileño», una cirugía plástica en la que se aplican implantes de silicona al trasero, cosa de que se vea más lleno, grande y se mantenga en el lugar correcto. Buscando en internet, Shilpa dio con un médico que salía muy bien recomendado. Nunca se esperó que todas esas reseñas fueran falsas y que el cirujano fuera un verdadero carnicero.

@ms.sethii

Luego de la cirujía, Shilpa llegó a su casa y se dio cuenta que no todo había salido bien. Al par de horas ya comenzó a sentir dolor, lo que asumió que era normal para los primeros momentos. Pero cuando su sufrimiento solo empeoró con el paso de los días, tuvo que asumir que no todo había salido como esperaba. 

@ms.sethii

Buscando en Internet, se encontró con otras personas que denunciaba a su especialista. Algunas de ellas incluso comentaban su truco: sobornar con cremas faciales a sus clientes para que le dieran buenas reseñas online. Shilpa no lo podía creer. Por mientras, ella ni siquiera podía usar su trasero para sentarse.

@ms.sethii

Una agonía, pero que le dejó una lección. Por muy bella que deseara verse, nada hacía que someterse a una tratamiento así de erróneo valiera la pena. Aunque le prometieran ser la reina de las redes, a futuro ella se aseguraría de ir con los mejores. 

Puede interesarte