Por Pamela Silva
11 julio, 2018

Y yo que me sentía genial por ser capaz de no lavármelo en dos días.

Desde hace algunos meses que logré romper mis trabas personales y dejar de lavarme el pelo todos los días, como lo tengo grasiento sentía que si no lo hacía a diario se vería sucio. Pero logré superar eso y con el pasó del tiempo logré no lavármelo durante varios días seguidos sin que se viera cochino (ahora, el problema es que no me lo peino, pero ese es otro asunto).

Y la verdad es que me siento muy bien diciendo que no me lo lavo tan seguido, pero Virgina Tapp es una bloqueara que lleva más de ocho meses sin lavarlo y vaya, eso si que es mucho tiempo.

Virgina quería probar por sí misma la teoría de que si dejas de lavar tu cabello con champú durante meses, con el paso del tiempo dejará de verse tan grasoso y básicamente se limpiará por si solo, tal cual como si efectivamente hubieses usado champú.

Claramente, hay un período donde tu pelo se ve asqueroso, pero luego vuelve a la normalidad.

Virgina lo hizo no sólo para probar la teoría o porque no le gustase lavarse el cabello, sino que quería tratar de dejar de usar tantos productos que después terminan en el desagüe contaminando.

“En pocas palabras, comencé a hacer esto porque quería usar menos productos en mi cuerpo y también enviar menos cosas por el desagüe”.

-Virginia Tapp a Mirror.

¿Los resultados? Según ella, su cabello nunca se vio mejor. Así es como se ve:

Si no me dicen que no se lo ha lavado en meses, nunca lo habría sospechado porque se ve como cualquier otro cabello.

Aunque no es que no haya usado nada en su cabello durante todos estos meses, sino que dejó los productos artificiales y buscó opciones naturales menos invasoras para controlar la grasa de su cabello.

“Me restregué el cuero cabelludo con una cucharada de bicarbonato de sodio disuelta en una taza de agua tibia“.

-Virginia Tapp a Mirror.

Después de eso, la poca grasa natural que comenzó a desarrollar en el cabello desapareció. Junto al bicarbonato, usa una mascarilla de plátano y huevo crudo, tras lo que se lava el pelo con agua tibia.

“Ahora tengo menos nudos. Mi pelo no está graso ni seco. No huele a jabón pero tampoco huele a leche agria. Huele a pelo”.

-Virginia Tapp a Mirror.

https://www.instagram.com/p/BivgYGOHz4D/?taken-by=bush_bambinos

Eso si, algo que hay que tener claro es que esto le funcionó a Virginia por el tipo de pelo que tiene, no para todos es igual de sencillo simplemente dejar de hacerlo. Personalmente, ahora me lavó menos seguido desde que cambié las pastillas anticonceptivas que consumo, las que me generaron varios cambios en la grasa tanto del pelo como de la cara.

Pero ya saben, siempre es bueno intentarlo y así dejar de usar tantos productos, químicos y agua.

Puede interesarte