Por Ronit Rosenberg
1 junio, 2018

Casi quedó ciega. *FOTO no apta para sensibles*.

El maquillaje es una estupenda y muy entretenida herramienta, sobre todo cuando queremos esconder esa mirada de cansancio o simplemente realzar nuestra belleza. Sin embargo, se debe utilizar con responsabilidad porque sino las consecuencias pueden ser fatales.

Así lo demostró una mujer australiana de 50 años, Theresa Lynch, con su terrible caso: no se quitó correctamente la máscara de pestañas por ¡25 años! y estuvo a punto de quedar completamente ciega.

Daily Mail

Según el medio Daily Mail, Lynch comenzó a presentar una severa molestia en sus ojos, irritación y una incómoda sensación bajo sus párpados. Intentó aliviar el dolor con gotitas y lubricantes, pero nada resultó. Fue así como decidió pedir una cita al médico y el descubrimiento es espeluznante.

La oftalmóloga revisó a Theresa y se dio cuenta de que la molestia bajo sus párpados era porque tenía pequeñas protuberancias duras y calcificadas producto del residuo de la máscara de pestañas que aplicaba diariamente en sus pestañas.

“Estaba muy incómoda. Mis párpados estaban hinchados y pesados porque los dejé por mucho tiempo”, explicó Theresa al Daily Mail.

Daily Mail

Las partículas residuales de la máscara de pestañas se habían añadido tan profundamente en sus párpados que comenzaron a apilarse unas sobre otras.

Daily Mail

Su terrible error fue llevar siempre mucho maquillaje y saltarse la limpieza antes de dormir o limpiar sus ojos muy superficialmente por culpa del cansancio nocturno. Pero jamás imaginó que eso la conllevaría a casi perder la vista. La sensación era como si le hubiesen tirado un vaso completo de arena en los ojos.

La doctora Dana Robaei, quien atendió a Lynch, dijo que jamás había visto algo como esto y publicó más tarde un estudio sobre el caso para advertirle al mundo las fatales consecuencias que puede producir usar maquillaje sin responsabilidad.

Daily Mail

“Cada vez que Theresa pestañaba, esas protuberancias raspaban su ojo amenazando su vista, porque se pudo haber producido una infección terrible“. Agregó que “no muchas mujeres conocen los riesgos de usar máscara de pestañas, es esencial que se la quiten correctamente”.

Afortunadamente fue justo a tiempo al doctor y pudo salvar su vista, pero quizo compartir su historia y la terrible imagen de su párpado para generar conciencia entre las mujeres que usan regularmente este producto cosmético.

La máscara de pestañas, así como cualquier otro producto que no se retire como se debe, se va adhiriendo al ojo por medio de los poros que existen en la piel y en las membranas. Una correcta forma de retirarlo es primero con un algodón y desmaquillante bifásico, luego con suavidad usar jabón de rostro en un algodón y asegurar de limpiar todo el área, por arriba y por debajo. Para terminar, usar una toalla húmeda con un tónico que regula el pH de la piel.

Esto proceso se debe hacer siempre, sin saltarse una sola noche. Pero lo más importante es que no se debe usar diariamente máscara de pestañas. 

Puede interesarte