Por Camilo Morales
24 marzo, 2021

Las inundaciones que ha sufrido Australia generaron cortes de caminos, como ocurrió con el único puente que unía a Kate Fotheringham con su novio.

Australia ha vivido fuertes lluvias durante la última semana que han provocado grandes inundaciones en la zona de Nueva Gales del Sur. La cantidad de agua ha provocado catástrofes en los pueblos y ciudades cercanas, lo que ha ocasionado cortes de caminos y personas damnificadas producto de la rápida subida de las aguas.

AP

Pero a pesar de los estragos que ocasionaron las incontrolables aguas, hubo una pareja que quiso luchar contra la misma naturaleza y decidió no cancelar su matrimonio.

Según informó The Guardian, el día de la gran boda, la novia llamada Kate Fotheringham, se percató que había quedado atrapada en la casa de sus padres, debido a la cantidad de agua que se juntó afuera. Las fuertes lluvias inundaron un puente que la llevaba hasta la ciudad, en donde debía casarse.

Amanda Hibbard

Kate tenía claro que ese día llovería, pero no sabía que se enfrentaría a una de las grandes catástrofes naturales que azotaría Australia el último tiempo. “Había aceptado el hecho de que iba a llover y que llevaba botas de goma, pero no sabía cómo iba a lidiar con una inundación y un desastre natural“, explicó.

Amanda Hibbard

En ese momento, a Kate se le pasó por la mente lo peor: tener que cancelar una boda que había sido planificada hace tres meses atrás y que en 12 horas se fue “al infierno“, como dijo ella. “Tuve un pequeño colapso, un poco de llanto, y pensé que esto ya no era divertido. Esto simplemente apesta“, dijo.

Sin embargo, a pesar del momento de amarga incertidumbre que vivía la pareja, hubo una fuerza interior en ellos que los empujó a realizar la boda como fuera. Así se comenzó a idear la forma de sacar a la novia y a sus padres de la casa, que estaba rodeada de agua.

Kate se alistó mientras su novio comenzó a contactar a alguna empresa de helicópteros que ayudara a su novia y sus suegros a ser rescatados de la casa y llegar hasta la ceremonia. Así, el drama de esta pareja llegó hasta las redes sociales en donde se hizo viral de inmediato y llamó la atención de un canal de televisión que envió un helicóptero hasta su casa. 

Amanda Hibbard

De esta forma la novia pudo llegar a la ceremonia, que se celebró con 15 minutos de retraso y con otra empresa de banquetería, porque los empleados de la que había sido contratado anteriormente también quedaron atrapados en la lluvia. Además, el evento tuvo que alargarse todo el fin de semana, porque sus invitados, que lograron llegar, no tenían dónde quedarse.

Así esta pareja demostró ser más fuerte que cualquier desastre natural. “Es como, ¿cómo es esto posible? No puedes inventarlo. No puedo creer que lo logramos. Mi familia es increíble. No somos de los que retrocedemos ante algo difícil, podemos hacer frente a un desafío o a diez desafíos. O también a una inundación masiva“, cerró Kate.

Finalmente los novios se fotografiaron junto a sus invitados, en medio de las fuertes lluvias y la inundación del único puente que los unía.

Puede interesarte