Por Lucas Rodríguez
7 octubre, 2019

Fueron creadas por tres hermanas que estaban cansadas de sufrir a la hora de tratar con un bronceado falso. Sin saberlo, le hicieron un bien a la humanidad.

La vida está llena de cosas maravillosas por descrubrir y disfrutar, pero para poder llegar a esto y apreciarlo bien, debemos pasar por una gran cantidad de molestias y problemas. Algunos son cosas grandes y a las que debemos dedicarle gran parte de las horas de nuestros días. Estás son muchas veces las que le dan su propósito a nuestras vidas, en cuanto vencer estos desafíos y problemas se convierte en parte de lo que hacemos y quienes somos.

Pero entre el deber y el placer, hay una subcategoría de cosas que pueden ser muy desagradables, al mismo tiempo que son tan pequeñas que no vale la penca categorizarlas como desafíos. Estas terminan siendo muchas veces las que separan un buen día de uno malo. Podemos incluir sin problemas en esta lista a tener que lidiar con los bronceados falsos.

Bauer-Griffin

Si no vivimos cerca de una playa o no tenemos el tiempo para recostarnos inmóviles por horas frente al sol, ir por un bronceado falso es una gran opción si pretendemos estar listos para el verano y la playa sin tener que dejar nuestros trabajos y departamentos. Lo que nadie considera a la hora de decidir tomar esta ruta, es lo desagradable que puede llegar a ser este proceso. El bronceado falsa es una especie de loción en spray que es arrojada sobre nuestros cuerpos, en efecto pintándolos con un color entre anaranjado y café. 

Mantenerlo en el equilibrio preciso que nos hará ver como que venimos de regreso del caribe requiere mucho esfuerzo y preocupación, aparte de no menos sufrimiento a la hora de remover el exceso.

Lusso Tan

Esta pequeña y muy mínima fuente de enormes frustraciones y no poco dolor fue lo que tenían en mente tres hermanas de Belfast, Irlanda del Norte, cuando inventaron las bolitas exfoliantes que prometen transformar esto en un proceso rápido e indoloro. Las tres trabajan en un spa y centro de belleza, donde recogieron años de experiencia y ver cómo sus clientes debían apretar los dientes para lidiar con este tratamiento. Un día decidieron que había sido suficiente.   

Lusso Tan

Hablando con Belfast Live, las hermanas explicaron muy orgullosas que sus bolitas no solo son suaves y consideradas con la piel, sino que también logran remover las trazas de un bronceado falso anterior o los excesos de uno que fue demasiado lejos, en solo 10 minutos.

Con todos esos beneficios, no nos sorprendería si se transforma en un éxito mundial.

Puede interesarte