Por Luis Aranguren
6 octubre, 2021

Aunque Pamela Mehta es una excelente cirujana, en donde trabajaba no gustó su deseo de ser madre. No consideraron su esfuerzo mientras estaba embarazada y con su bebé recién nacido.

En el mundo laboral las mujeres durante años se han visto asediadas al tener que producir lo mismo que los hombres, sin descuidar sus tareas del hogar. Pero hay que explicarlo bien, no es que deban ser amas de casa, sino que las que desean ser mamás, suelen ser una molestia para los empleadores.

Esto es algo realmente maligno, pues esas mismas personas vinieron de una madre y saben lo necesario de una crianza digna en la sociedad.

Instagram / dr.pamelamehta

Si bien en muchos países del mundo las leyes protege cada vez más la maternidad, hay quienes aún lidian con esto, con personas que las hacen sentir culpables por la decisión personal de procrear. Una de ellas es la doctora Pamela Mehta, una cirujana ortopédica  que reside en San José, California.

Lo cierto es que su trabajo es excepcional y en búsquedas de Google tiene buenas críticas sobre su atención, teniendo en cuenta que es madre de 3 hijos.

Instagram / dr.pamelamehta

Pero en TikTok se hizo viral cuando contó parte de su experiencia, y es que durante una entrevista de trabajo le preguntaron si planeaba tener hijos. Algo muy personal y que nada tenía que ver con la forma en la que ella se desenvolvía en el ámbito laboral.

Si bien aceptó el trabajo, sentía que la trataban distinto por ser una mujer. Pero esto no quedó ahí, porque al salir embarazada siguió siendo molestada.

Lo cierto es que ella tenía planes en familia y 6 meses después volvió a salir embaraza, en ese momento su empleador intentó botarla. Por suerte y con ayuda legal, pudo seguir trabajando dos años más ahí sin ningún problema, hasta que reunió para abrir su propio centro de ortopedia.

Aunque es una mujer que motiva a seguir adelante, la experiencia fue terrible y mucho más cuando otras madres comentaron que habían vivido lo mismo. Un abuso que parece estar normalizado.

“Cuando mi antiguo empleador me preguntó si planeaba tener hijos, me sentí frustrado porque sabía que me penalizarían por decir que sí, pero todavía quería el trabajo porque era un puesto codiciado. También sabía que la pregunta era ilegal, pero así es como funciona: se les hacen muchas preguntas a las mujeres en el lugar de trabajo que no son legales, y simplemente tenemos que lidiar con ellas “.

–Dra. Pamela Mehta dijo a BuzzFeed

Por suerte ella tuvo un final feliz, pero alrededor del mundo hay muchas personas que no tienen esta suerte y son víctimas de abusos por parte de sus jefes. Ella compartió su experiencia e intenta hacer eco, para que todas las madres compartan sus experiencias y haya un cambio en las leyes.

Ser madre no es un problema, es algo bueno que cada familia decide, cuando mejor le parece.

Puede interesarte