Por Camilo Fernández
11 mayo, 2018

“No puedo esperar para volver a hacerlo, el dolor valió la pena”.

Puedes pasar toda la vida tratando de eliminar el acné de tu cara. Gastando dinero en todas las cremas posibles y probando todos los trucos que a otras personas en internet, supuestamente, les ha dado resultado.

Sin embargo, la solución definitiva a este problema podría ser una de las más dolorosas de todas.

Instagram Maeve Madden

Pixel es un tratamiento láser cuyo objetivo es resurgir las células de las piel como medio para tratar las cicatrices provocadas por el acné, además del daño por el sol y otros problemas.

Los láseres crean pequeñas heridas en la cara que luego estimulan la producción de colágeno para suavizar y tensar la piel.

Maeve Madden

La entrenadora personal Maeve Madden probó este método de $500 dólares y que, a menudo, se promueve como uno que causa un mínimo dolor. Pero su experiencia fue otra. 

“Pude sentir pinchazos pequeños cuando el láser se iluminó en mi rostro”, le dijo Madden a INSIDER. “Comencé a sentirme un poco agitada cuando el humo comenzó a subir y literalmente podía oler mi piel quemándose”.

Maeve Madden

“15 minutos después del procedimiento mi cara se volvió de color morado oscuro y comenzó a calentarse”, dijo.

“Cuando llegué a casa, estaba en total agonía y tenía la cara ardiendo, parecía que estaba quemándose”.

Instagram Maeve Madden

Su cara continuó así hasta 24 horas después, aunque ella habría sido una excepción. Casi todos los dermatólogos prometen que esté método no causa mayor dolor, además de ser uno de los más efectivos.

Aunque Madden ha sufrido con el tratamiento, ansía realizarse la continuación y ver los resultados que tanto ha esperado, y que ya ha empezado a notar.

Ahora, dice, “todo el mundo no puede creer cuán clara y brillante es mi complexión, ni siquiera necesito usar corrector“.

Instagram Maeve Madden

“He estado luchando contra el acné hormonal debido a mi síndrome de ovario poliquístico durante años”.

“Sentí que realmente me quitó la confianza y quién era como persona. Me sentí muy tímida al hablar con la gente mientras constantemente me cubría la boca, incluso el maquillaje no lo cubría, ya que el acné era muy quístico y doloroso“.

Maeve Madden

Según ella, los láser la han ayudado a limpiar su piel en un 70% después de solo una sesión. Resultado satisfactorio para todo el dolor que tuvo que sobrellevar. Por lo mismo, ella recomienda el método. 

“No podría recomendarlo lo suficiente. No puedo esperar para volver a hacerlo, el dolor valió la pena“.

Puede interesarte