Por Carla Cappello
9 agosto, 2017

Como si los cambios de humor, los calambres y los antojos no fueran suficientes, tu regla también afecta tu rutina de ir al baño.

En esos días del mes, las mujeres no solo nos enfrentamos a dolores abdominales y brotes (entre otros), sino que también lidiamos con la necesidad de ir mil veces al baño por el «numero dos». Si alguna vez te preguntaste el porqué, esto tiene una explicación.

Sheknows

Según los expertos «muchas mujeres experimentan este fenómeno y se debe a la actividad de dos químicos en nuestro cuerpo: las prostaglandinas y la progesterona. Las prostaglandinas envían la señal al útero para que este se contraiga y expulse del cuerpo el revestimiento uterino, pero en ese proceso algunas prostaglandinas también se dirigen a las entrañas, provocando contracciones similares a las del proceso que hace tu cuerpo cuando vas al baño. Al mismo tiempo, la progesterona que es la hormona que nos ayuda a mantener un embarazo, también ayuda a la constipación, pero durante tu periodo baja sus niveles y todo esta más suelto que lo habitual por ahí abajo».

El stress y la ansiedad tampoco ayudan

Se dice que hay mas neuronas en el tracto gastrointestinal que en nuestro cerebro y espina dorsal, por lo que si te estresas o pones nerviosa, tus entrañas se vuelven locas.

@paddy.lu

¿Cómo evitarlo?

  • Evitar laxantes naturales como el café y las frutas disecadas, ya que empeoran el problema.

  • Tomar ibuprofeno. Este medicamento ayuda a detener la segregación de prostaglandinas, causantes de las contracciones abdominales.

  • Disminuir el consumo de fibra, como los cereales , las frutas y las verduras.

  • Evita estresarte o pasar por situaciones que te produzcan ansiedad. Puedes practicar yoga o meditación, ideales para mantenerte relajada.

Con estos simples pasos, tienes un problema menos del que preocuparte durante esos días difíciles.

Puede interesarte