Por Antonio Rosselot
9 agosto, 2019

Con su familia, decidieron que la princesa sólo usaría su título en actividades oficiales de la Casa Real de Noruega. Para cualquier otro tipo de iniciativas, sólo será Marta Luisa.

Para nosotros, occidentales latinoamericanos, el tema de las monarquías es algo bastante complejo de entender. Las familias reales se han instalado como figuras públicas y no hacen noticia por sus labores como «monarcas», sino que por el mero hecho de tener «sangre azul». Tienen muchos fanáticos que los acompañan y que están al tanto hasta de lo que comen para la cena y del color de su ropa interior.

Pero este es un caso distinto. Los seguidores de Marta Luisa (47), princesa de Noruega y cuarta en la línea de sucesión al trono, son virtuales, ya que ella es muy activa en las redes sociales. Tan activa, que ahora cambió su perspectiva de vida radicalmente y decidió dejar casi totalmente su título de princesa para desarrollar su faceta de influencer.

Wikimedia Commons

Marta Luisa es experta en espiritualidad, y pretende usar la plataforma de las redes sociales para entregar sus mensajes positivos sobre el amor, la vida, el cambio climático, la clarividencia y la conexión con los ángeles, entre otros. Probablemente, la decisión de la ex princesa fue influenciada por su novio chamán Derek Bennett.

El último viaje espiritual que hizo con su novio Derek, de hecho, se llamó «La Princesa y el Chamán», cosa que fue bastante controversial ya que usó de manera incorrecta su título de realeza. Es por eso que la princesa no-princesa se refirió al tema en un post de Instagram, del cual tradujimos una parte que verán a continuación:

«Han habido muchas discusiones sobre el uso de mi título en un contexto comercial últimamente (…) estas discusiones son algo que me he tomado muy enserio, y en colaboración con mi familia nos dimos cuenta de que es mejor hacer algunos cambios. Decidimos que usaré el título de Princesa sólo cuando represente a la Casa Real, en mis compromisos oficiales tanto en casa como fuera de ella. De ahora en adelante, ya no usaré mi título en contextos comerciales, en éstos seré sólo Marta Luisa (…)»

Marta Luisa, princesa de Noruega (@princessmarthalouise)

De hecho, la no-princesa se hizo una nueva cuenta de Instagram en donde no sale con el título de princesa: se llama @martha.louise.intuitive (algo así como Marta Luisa Intuitiva). Mediante ese canal se referirá a los asuntos metafísicos mencionados anteriormente.

Esperemos que la faceta espiritual de Marta Luisa le haga desmarcarse del cuchicheo que involucra ser parte de una familia real. Sin embargo, no va a pasar desapercibida.

Puede interesarte