Por Leonardo Granadillo
23 julio, 2020

La empresa japonesa Malicious X tiene la alternativa perfecta si tu intención es repeler a las multitudes. Sacarán nuevamente tu lado más gótico.

Estamos en una época en la que nos toca quedarnos en nuestras casas aunque no parezca el plan más divertido. El coronavirus se ha extendido por todo el planeta y a pesar de que algunos países ya están empezando a levantar sus restricciones, todo indica que tendremos que acostumbrarnos a este nuevo estilo de vida por largo rato.

Las mascarillas que anteriormente sólo le veíamos a los médicos, biólogos, químicos, forman parte de nuestro día a día con la intención de evitar contagios. Pero recordemos también, que lo que para muchos es crisis, para algunas empresas se convierte en oportunidad.

Malicious X

Eso ha considerado la compañía japonesa Malicious X, que ha decidido lanzar al mercado una gama de máscaras con bocas monstruosas extraídas de diferentes películas de terror. Imponen tanto miedo que seguramente hacer que respeten los metros de distancia, no volverá a ser un problema:

«Malicious X es una compañía de moda japonesa gótica que ha lanzado una línea de máscaras de terror para combatir el COVID-19 que aprovechan los pliegues ocultos, para crear sorprendentes y monstruosos efectos»

indicó Cory Doctorow en twitter

Podrás parecer desde un perro rabioso hasta un hombre lobo o algo así como el payaso Pennywise de It. Las máscaras ya están disponibles para ser pre-ordenadas y tienen un precio no menor de $30 dólares americanos, seguramente una cifra que se acrecentará con el envío.

Creo que puede servir más como una inspiración para mandar a hacer un diseño como a ti te gustaría, no me veo en tiempos de crisis invirtiendo tanto dinero en una mascarilla. También lanzaron una versión con ojos aterradores. Que parecen de seres demoníacos o de dragones:

Malicious X

Lo cierto es que, ya sea dentro de lo excéntrico o controlando mucho más tus gastos, debes siempre que te toque salir con la mascarilla tal como lo indican las autoridades de tu país. No es sólo un accesorio que puedes personalizar, es un detalle que si descuidamos se puede llevar muchas vidas.

Ojalá más temprano que tarde llegue el momento en el que no haga falta utilizarlas y recobremos nuestra valiosa normalidad.

Puede interesarte