Por Ronit Rosenberg
4 septiembre, 2018

¿Anhelas con encerrarte en una habitación de hotel sin luz ni ruidos? Tranquila, no eres la única y ¡es normal!

Si eres una mami nazi y estás leyendo esto, calma. No ataques. Todo tiene explicación. Y si eres una mamá desesperada pensando que eras la peor por querer escaparte de tus hijos pequeños, tranquila. Es completamente normal y la ciencia lo respalda. No eres parte del club de malas madres por sólo querer tomarte un respiro.

Una investigación liderada por la doctora Nava Silton, pHD en psicología de la universidad de Fordham, Estados Unidos, reveló que es esencial que las madres con hijos pequeños se tomen en ciertas oportunidades vacaciones solas, con sus parejas o amigas. 

IG ulka_i_spolka

Seguramente más de alguna vez has anhelado encerrarte en una habitación de un hotel, completamente a oscuras y sin ruido, para dormir y dormir, hasta que estés cansada de dormir y luego puedas ir a cenar a un lugar elegante, libre de llantos y reclamos. Puedes levantar la mano con tranquilidad, pues estás lejos de ser la única y esto no quiere decir que no quieras a tus hijos, al contrario.

De acuerdo a la investigación, las madres que le entregan un cien por ciento a sus hijos van a tener más de un momento de colapso porque la maternidad puede llegar a ser muy estresante en diferentes niveles; económicos, demasiadas responsabilidad, compatibilizar el tiempo, entre otros.

IG Jessicabarboza1

 “Es muy importante que las madres se refresquen y se renueven”, explicó la doctora Silton al sitio Fox5NY.

Y antes de que pienses que esto es algo muy egoísta pues los pequeños también merecen irse de vacaciones y pasar tiempo de calidad con sus padres, el estudio reveló que este descanso beneficia directamente a los niños. 

Tiene bastante sentido, pero tal vez aún tengas “mommy brain” (sí, es algo real) y no te has podido dar cuenta. Una mamá colapsada, cansada, estresada y agobiada no es de ninguna ayuda ni contención para un hijo. Los niños, por más pequeños que sean, absorben absolutamente todo.

Antes que estar 24/7 pegada a tu hijo pero de mal humor y depresiva, es mejor que salgas a darte un respiro por los días que sean necesarios y vuelvas renovada. No lo digo yo, lo dice la ciencia.

IG Swedishnohmad

No es necesario irse por mucho tiempo ni a un hotel súper lujoso. Solo basta con cambiar de ambiente de la rutina de casa y todo lo que los hijos pequeños involucran y ya hará efecto en tu cerebro, en tu cuerpo y en tu ánimo. 

Además, sin mencionar que esta escapada puede ser muy beneficiosa para tu relación en pareja. ¿Te animas?

Puede interesarte