Por Antonio Rosselot
21 noviembre, 2019

Patty, la novia de Pedro Cuccovillo Vitola, es fanática de los bikinis y además es muy guapa. Así que Pedro quiso «asegurarla» de una manera bastante particular…

Pedro Cuccovillo Vitola es un conocido productor de radio en Sydney (Australia), mientras que su novia —y próximamente esposa— Patty es una conocida instagrammer que tiene su cuenta llena de fotos de ella en sus vacaciones, en las que promociona ciertas marcas de bikinis.

IG: @pedrocuz

Por lo mismo, Pedro decidió comprar un bikini de regalo a su novia… pero uno tan exclusivo, que ella no podría encontrar en ningún lado: uno con la cara de Pedro a tamaño completo, por delante y por detrás.

https://www.instagram.com/p/B5CtVmaAKzm/

En el video de arriba, se ve a Pedro diciendo que sabe cuánto le gustan los bikinis a Patty pero que él odia tener que gastar dinero en ellos, así que decide «dejar sus sentimientos a un lado» y comprarle el bikini perfecto.

IG: @pedrocuz

Luego de que Pedro le comenta a Patty sobre el regalo, le dice que se lo debe probar a ojos cerrados, porque es una sorpresa. Una vez que se lo prueba, Pedro le dice que se quite la venda y, apenas Patty mira al espejo, da un grito que no sabemos si interpretar como uno de sorpresa, de susto o fingido.

Pedro le comentó que si cualquier tipo se le acercaba para flirtear, éste tendría que aguantar la cara de Pedro cubriendo prácticamente todo el curvilíneo cuerpo de Patty.

IG: @pedrocuz

Evidentemente esto fue una broma, y así lo entendió gran parte de los seguidores de Pedro, quienes celebraron su creatividad. Uno de ellos puso: «¡Patty es la mejor! Aguante bastantes estupideces. No sé a quién amo más, si a ti o a Patty».

Sea como sea, el refrán dice que «entre broma y broma, la verdad se asoma». Quizás Pedro es realmente un hombre celoso, y quiso regalarle este bikini a su novia con la real intención de que no la miraran. Pero nunca lo sabremos…

Puede interesarte