Por Carla Cappello
10 agosto, 2017

Elige la gama correcta y haz lucir tus labios como nunca antes.

Uno de los errores más comunes al elegir tu labial es fijarte en los colores que más te gustan, ya que no todas las tonalidades te favorecen, y esto depende del tono de tu piel.

Coveteur

Piel morena

Si tu piel es morena, tienes que destacar tus labios. Para esto puedes usar labiales con brillo y tonos fuertes como rojo, naranja, neones, etc. Hay paletas que no debes elegir nunca ya que no te favorecen, como lo son los marrones, vinos o tonos pastel, que opacan tu boca.

Huffingtonpost

Piel trigueña

Esta es una piel tostada que no es ni blanca ni morena. Se broncea con mucha facilidad y tienden a dorarse, a diferencia de las pieles blancas que se enrojecen, tiene una base amarilla que te permite utilizar una amplia gama de colores, desde los cálidos como el naranja, el melocotón, el coral, el rojo y el borgoña; a los colores tierra, los cobrizos y los dorados. Y para la noche, apuesta todo al rojo intenso.

Bustle

Piel clara

A esta tonalidad, que generalmente tiene una base rosada, los colores como el melocotón y el naranja le dan un aspecto natural a tus labios. Para la noche puedes utilizar un color rosado pero escapa de los tonos fríos, que te harán ver pálida.

Huffingtonpost

Te puede interesar