Por Carla Cappello
13 octubre, 2017

Las cosas pueden ponerse feas.

A veces, ir al baño en el trabajo, o en la casa de tu novio o amigos… es muy incómodo. Pero aguantar para hacer lo segundo, no es nada bueno. Cuando hay que ir, hay que ir.

Después de dos horas

Es muy difícil aguantar, tienes que presionar tus músculos abdominales y puedes hasta tener calambres.

Después de 6 horas

Mientras más tiempo, peor. A este punto ya estás hinchada y sientes mucha presión. Si sigues aguantando podrías hasta experimentar sangrado y lágrimas.

Después de 12 horas

Si bien es difícil que alguien muera por aguantar, es probable que luego de tanto tiempo se haga doblemente difícil expulsar y necesites laxantes o intervención médica.

Que no te importe el contexto, si tienes que ir al baño, ¡hazlo!

Puede interesarte