Por Camilo Fernández
7 septiembre, 2018

Existe una persona que se los prueba antes para que la Reina ande lo más cómoda.

La reina Isabel es especialista en vestirse con colores llamativos para que todos la vean y su personal de seguridad esté siempre pendiente de ella entre la multitud. Mucho más recatada es con su calzado, el cual lleva usando el mismo modelo por más de 50 años. 

Se trata de un calzado de cuero hecho a medida con un adorno dorado, confeccionado por la tienda de Londres Anello & Davide.

AP

Los zapatos son exclusivos y hay solo 4 personas encargadas en su fabricación. Cada par cuesta cerca de 1.200 dólares, siendo teñidos mano y repelentes al agua.

Pinterest

Eso sí, no los tiene todo de un mismo color, pero sí todos con la misma forma. Los posee en tonos negros, blanco y beige, mientras que para el día opta por unos de satín, plateados y dorados.

Según consigna el Daily Mail, una persona con los pies del mismo tamaño debe correr por los corredores del palacio hasta que se ablanden y queden cómodos para la Reina. Pero más que nada para probar que no hayan desperfectos y evitar que la monarca se vaya a resbalar.

REX

Si bien los zapatos son caros, la reina Isabel sabe cómo sacarles provecho. Puede utilizar un mismo par por años solo cambiándoles la suela. 

REX

Los zapatos originales de la Reina primero fueron confeccionados por Reyne, una empresa familiar fundada en 1885 para hacer ropa de teatro. La mismísima Reina Madre se lo recomendó, pero con el tiempo, cerró.

REX

Tras esto, el palacio encontró a un exempleado de Reyne, David Hyatt, que ahora trabaja para Anello & Davide.

Puede interesarte