Por Ronit Rosenberg
Publicado el 25 mayo, 2018

Ahora entenderás por qué Meghan lució tan sencilla en su boda…

Pertenecer a una familia real es como estar dentro de un libro de cuentos. Tiene muchísimos beneficios; como ser millonario, tener un guardarropas digno de una princesa, usar tiaras con piedras preciosas, vivir en un palacio y simplemente disfrutar la vida.

Pero la verdad es que aunque todo parezca color de rosas, ser princesa (o duquesa, lo mismo) no es algo fácil. Sobre todo cuando se trata de una de las familias reales más estrictas de todo el mundo. La Corona Británica, entre todas las demás (de Suecia, Mónaco, Dinamarca, etc.), es por lejos la más rígida en cuanto a protocolos y también es, sin duda, la que más expectación genera entre el público.

Pascal Le Segretain/ Jonathan Brady

Para quienes hayan nacido ya siendo noble no es tan complejo porque están acostumbrados desde pequeños a las reglas. El desafío es cuando eres del reino de los mortales y te cae un golpe de suerte (y deberes) que te convierte, de la noche a la mañana, en alguien de la realeza.

Chris Jackson

Tanto hombres como mujeres deben seguir protocolos dentro de la Corona Británica, como por ejemplo no poder dar autógrafos, sacarse selfies, tener redes sociales, prohibido las carnes crudas y mariscos, trabajar en algo (no suena TAN mal)… y básicamente ser alguien normal. 

Pero para las mujeres es aún más complicado ya que la apariencia es algo muy importante y está repleto de normas. Cuando Kate se convirtió en la Duquesa de Cambridge, no sólo tuvo que dejar atrás sus estudios sino también tuvo que aprender las infinitas reglas de belleza para contentar a la Reina Isabel.

Samir Hussein

Y ahora fue el turno de Meghan, quien demostró en su boda que ya las está siguiendo a la perfección. ¿Te preguntabas por qué lució tan sencilla dando el sí en el altar? Estas son las 5 respuestas…

1. Labial nude

Chris Jackson / Charlotte Tilbury Via Revelist

Jamás verás a una princesa de la Corona Británica con un labial rojo o morado. Pueden usar tonos solo que se asemejen al color de labios natural. Esto es para evitar que aparezcan en alguna foto con los dientes manchados. Lástima porque Meghan lucía tan sensual con esos labios…

AP

2. Adiós colores de pintauñas oscuros

chris jackson

La Reina Isabel solo permite el color rosado pálido y tampoco ningún diseño. ¡Desde 1989 que permite usar solo su color favorito de la marca Essie, llamado Ballet Slippers (Zapatillas de ballet)!


3. Nada de contouring

AP

Con esto a Kim K le da un infarto triple. Podría enamorarse perdidamente de un príncipe pero jamás renunciaría a su predilecto contouring. Jamás podría ser parte de la Corona Británica…la Reina la destierra.


4. Sin retoques

Chris Jackson

Es de muy mal gusto en un evento público que alguna mujer de la realeza se retoque su maquillaje o peinado.


5. Peinado clásico

chris Jackson

Creo que sin duda esto es más difícil para Meghan que para Kate…y a decir verdad, ha reformado un poco esta regla. La Corona señala que todas las mujeres deben llevar su cabello de forma clásica, nada llamativa y muy prolijo. Pero desde las primeras apariciones públicas de Meghan como novia de Harry, se le vio llevar moños desajustados y desordenados. ¿Qué pensará la Reina?

¿Renunciarías a todo esto por tu príncipe azul?

Puede interesarte