Por Lucas Rodríguez
12 noviembre, 2021

Jilly tiene 21 años y se ha dedicado a modelar ropa interior y atuendos llamativos a pesar de no tener el cuerpo deseado por la industria de la moda y la belleza. Ya ha aprendido a neutralizar a quienes la atacan.

Las redes sociales han sido señaladas una y otra vez por expertos en salud mental como uno de los inventos más nocivos de las últimas décadas. Pero el aprecio de estas como una fuente de mal y daño para la vida es dejar de lado varios de los aspectos positivos y puertas que han ayudado a abrir. En particular, han permitido que muchas personas no profesionales, o que les encantaría llevar alguno de sus talentos a un nivel donde puedan desarrollarse de manera correcta, tenga una oportunidad de competir a su manera, sin tener que conformarse con lo que se espera de ellos en la industria. 

@softestjilly

En ningún rubro es esto tan claro como en el de la moda y la imagen.

@softestjilly

Mientras que en el pasado para que una mujer pudiera trabajar en el ámbito de la belleza, tenían que ser “descubierta” por algún cazatalentos. Luego venían una serie de pruebas, campañas pequeñas de inicio y ver si es que el público mostraba algo e interés. Era todo un proceso largo y engorroso, donde además quienes participaban de él tenían que sacrificar muchísimo. 

@softestjilly

Esto sigue existiendo, pero también ya ha nacido una industria paralela gracias a las redes sociales. Y Jill, una chica de Estados Unidos que disfruta modelando ropa de talla grande, la ha sabido aprovechar a la perfección. 

@softestjilly

Jill contó su historia por medio de sus redes sociales, detallando cómo debe lidiar con las críticas de quienes la discriminan por no tener una cintura delgada: 

“No esperes a una fecha posterior para empezar a amar tu vida. No, en serio, a qué estás esperando. Tres, esta es un poco difícil. Tienes que dejar de seguir a toda la gente que no te hace sentir bien, aunque sean tus amigos. Son todos gordofóbicos. Seguiré siendo gorda y bonita”

–Jill por sus redes sociales

@softestjilly

Por medio de sus fotos en Instagram o videos por TikTok, Jill continúa llevando a cabo lo que la hace feliz: modelar ropa interior y otros atuendos provocativos. Que ella no sea la clase de persona que generalmente es elegida para estas campañas no es algo que le importe en lo más mínimo. 

Por medio de atreverse a hacer esto a pesar de las críticas, Jill ha descubierto un nuevo amor propio y por su propio cuerpo. 

 

Puede interesarte