Por Lucas Rodríguez
28 julio, 2020

En lugar de enojarse o culparla, Nicole buscó acompañar a su hija. Le dijo lo que sentía, pero también le dejó en claro que estaría a su lado sin importar lo que ocurriera.

La relación que las personas tenemos con el proceso por el que nuestra especie se reproduce, es una bastante extraña. Es uno de los acontecimientos más naturales y esperables de nuestras vidas, pero aun así, nos lo tomamos como si fuera un cometa que está visitando la tierra por primera vez en siglos. Algo tiene que ver con el hecho de que en varios lugares del mundo, tener un hijo significa una carga económica tan alta, que muchas veces puedes significar que las carreras de los padres, o las vidas que habían estado llevando hasta el momento, se han acabado. 

Tiktok: nicolehennessy2

Por eso es que muchas personas temen la noticia del embarazo. Es algo muy triste, dado que debería ser la noticia más alegre y maravillosa que podemos recibir. Aun así, debemos hacer un esfuerzo por revertir esta situación. Gente como Nicole Hennesy, una madre con un entendimiento basto de TikTok, decidió mostrarle al mundo la manera ejemplar de enfrentarse no solo a un embarazo, sino que nada menos que al de su hija adolescente. 

Tiktok: nicolehennessy2

Una noticia como escuchar que nuestras bebé, que aun ni cumple la mayoría de edad, tendrá que hacerse cargo de algo tan grande e importante como un tener y cuidar a un bebé, no es algo que sencillo.

Tiktok: nicolehennessy2

Para demostrar su historia, Nicole editó un divertido video de TikTok. En él muestra todos los pasos por los que ha pasado. Desde el momento en que por accidente encontró el envoltorio de un test de embarazo, a cuando le preguntó a su hija al respecto, Nicole fue un ejemplo de comprensión y paciencia. 

Tiktok: nicolehennessy2

En ningún momento se dejó llevar por el pánico, ni tampoco la rabia. Nunca se puso a pensar sobre todo lo que le costaría la situación, ni tampoco recriminó a su hija por no tomar las precauciones necesarias. 

En su lugar, estuvo a su lado. Esa fue la clave. Busco que su hija consultara con expertos, cosa de que pudiera tomar todas las decisiones y recorrer todos los pasos del proceso de una manera informada.

Esta fue la clave de su situación: la decisión final sería de su hija. Ella le daría su opinión, le prestaría su brazo cuando no pudiera con la tensión. Pero sin importar cómo se lo tomara, le demostró que ella no estaba ahí para juzgarla, sino que para ser su compañera en este largo, duro pero finalmente, maravilloso proceso. 

 

Puede interesarte