Por Lucas Rodríguez
27 octubre, 2020

Tony DeMatteo siempre se ha jactado de ser un gran padre. Incluso cuando sus hijos creyeron que lo habían sobrepasado, él les demostró que ni siquiera un barco de tamaño real estaba fuera de sus capacidades.

Una de las cosas en las que los padres invierten más tiempo, tiene que ser buscar las maneras de llevar a cabo los deseos y sueños de sus hijos. Los padres más atentos son capaces de pasar muchísimo tiempo e invertir una cantidad enorme de recursos para hacer realidad los deseos de sus pequeños, sin importar qué tan difíciles o, como fue en el caso de Tony DeMatteo, de Nueva York, grandes puedan ser.

@megamariohalloween

Ojo con que pusimos la palabra grandes en cursiva: es porque no lo estamos diciendo ni en un sentido figurado, ni tampoco a la ligera. En lo que respecta a los deseos de los hijos de Tony, sus sueños eran enormes.

@megamariohalloween

Fanáticos acérrimos de las películas de Los Piratas del Caribe, los hijos de Tony le rogaron que para el próximo Halloween, hicieran una celebración temática de piratas y barcos embrujados. Tony consideró si acaso convertir la bañera en una corbeta sería suficiente, pero luego se dio cuenta que los chicos hablaban en serio. Fue así como inicio su campaña de recolección de materiales y construcción de barcos:

“Mi hija Ali dijo que quería un Halloween con temática de piratas y realmente quise cumplir su sueño, aunque la verdad es que no creí que sería capaz. Empecé a reunir materiales de desperdicios a lo largo del año. Cuando empezó a parecer posible, lo diseñé yo mismo y lo construí.”

–Tony DeMatteo en su Instagram

@megamariohalloween

El resultado distó mucho de ser simplemente un proyecto de verano. De tamaño real, pintado, decorado con velas y habitado por una colección de esqueletos y otros pasajeros fantasma, el barco pirata zarpó por primera vez para este Halloween. Como era de esperarse, fue el deleite de su barrio. No solo sus chicos pudieron apreciarlo y jugar en él, sino que todos sus amigos y los amigos de sus amigos. 

@megamariohalloween

La parte más impresionante, es que luego de concluir la obra, Tony fue un paso más allá: armando una banda sonora apropiada, le puso una modalidad de evento a su barco. Apretando un botón, la nave empezaba a tirar luces y arrojar humo, lo que se acoplaba a la perfección con la espeluznante banda sonora que recopiló. 

Sin duda que sus hijos estaban orgullosos de este dedicado padre. Si quieres ver más de las fotografías del barco y sus videos, visita el Instagram de Tony y su familia. 

 

 

Puede interesarte