Por Lucas Rodríguez
28 mayo, 2021

“Piensa en todas esas horas de sueño que ya has conseguido sobre el resto de la humanidad, en todas las noches en las que ninguna pareja o hijo te ha despertado a patadas. Las vacaciones también serán mejores”, dice Emma John, quien asegura tener más dinero y tiempo por su decisión.

Uno de los aspectos más molestos de la vida de una mujer joven, es tener que lidiar con la presión de la maternidad. Sea tanto por una demora en el encontrar pareja, o por una decisión de la propia mujer, comenzar a pasar de cierta edad sin establecerse con un marido es algo que genera sospechas, o incluso molestia, en algunas personas. Especialmente si esas personas son mayores o de lineamientos algo conservadores, es muy probable que procedan a presionar bastante a esa mujer. 

Eso era en parte de lo que estaba cansada de recibir Emma John, una autora del Reino Unido, que transformó su soltería desde un problema, en una causa.

@em_john

Por una u otra razón, los años comenzaron a pasar en la vida de Emma sin que ella encontrara una pareja con la que quisiera comprometerse al largo plazo. En una entrevista con The Sun, Emma explicó que una de las razones es que nunca se encontró con una pareja que le inspirara el amor suficiente para querer comprometerse y vivir para siempre con él. 

@em_john

Ahora que ya ha superado los 40s sin comprometerse ni tener hijos, Emma ha comenzado a ver los beneficios de su estilo de vida: 

“Piensa en todas esas horas de sueño que ya has conseguido sobre el resto de la humanidad, en todas las noches en las que ninguna pareja o hijo te ha despertado a patadas. Las vacaciones también serán mejores. Nada de destinos de compromiso, nada de acampadas a lo loco, nada de horas de aburrimiento forzado en la cafetería de un centro de juegos infantiles. No estarás atado por la reticencia de tu pareja a salir ni por el complejo entramado de actividades extraescolares de los niños”

–Emma John para The Sun

@em_john

Emma decidió llevar su estilo de vida al próximo nivel, escribiendo un libro autobiográfico donde cuenta su experiencia. El no “someterse” a la vida de casada con hijos le ha significado una gran cantidad de recursos a su disposición (que invirtió en un flamante auto deportivo), así como unas horas de sueño maravillosas, que asegura han tenido directa correlación con el lento envejecimiento que ha experimentado. 

@em_john

A pesar de estar en sus cuarentas, Emma tiene una energía juvenil. Aun así, es difícil juzgar una opción de vida tan distinta como tener un hijo o una familia si nunca se ha experimentado. Lo único que podemos destacar, es que si le funciona a Emma, nos debemos alegrar por ella. 

 

Puede interesarte