Por Lucas Rodríguez
19 diciembre, 2018

De todas formas dio a luz sin problemas.

Con la relevancia que han tomado hoy en día las redes sociales, para algunas personas es fundamental poder presentar una imagen envidiable de sí mismas. Los abdominales trabajados ya no es algo exclusivo de los actores y modelos, o al menos ya no lo es la oportunidad para exhibirlos. 

Saffron Heffer, de 18 años y habitante de Essex en el Reino Unido, ha amasado una cantidad no despreciable de seguidores con las fotos en las que mostraba su bronceado y estómago plano. Lo que nadie se esperaba, ni siquiera ella, es que tenía casi nueve meses de embarazo. 

Kennedy News and media

Heffer, quien trabaja en un supermercado, seguía su rutina de ejercicios y bronceado con regularidad, hasta que un día notó una línea rara en su estómago. Consultó con su madre, quien la llevó al médico, donde una matrona se dio cuenta que la adolescente tenía 37 semanas de embarazo.

En shock, Saffron y su madre preguntaron cómo era posible, si de buenas a primeras su cuerpo no exhibía la más mínima señal de estar ocupado en dar vida a un nuevo ser humano. 

Kennedy News and media

La matrona le explicó a la futura madre que lo que ocurría es que su bebé estaba acostado espalda con espalda con ella, por lo que no se notaba el bulto. 

Luego de que la matrona corrigiera la postura del bebé, la panza de Heffer no tardó en aparecer. 

Kennedy News and media

La joven no notó ninguna señal previa a su embarazo, atribuyendo los retrasos en su periodo al contracéptico que tomaba con regularidad y sus súbitos antojos de helados cremosos a notarlos con descuento en su lugar de trabajo. 

A pesar de todo, Saffron Heffer dio a luz sin complicaciones: el pequeño Oscar Heffer nació con un peso normal y ninguna muestra de haber sufrido durante los meses que su madre no se había percatado de su embarazo. 

Kennedy News and media

Digan lo que quieran sobre las redes sociales, pero al menos sirven de vitrina para todo tipo de historias.

Puede interesarte