Por Lucas Rodríguez
13 febrero, 2020

Para los que desean recuperar su vida de la dictadura de los smartphone, esta es la manera de hacerlo con mayor estilo.

La tecnología moderna solo puede ser descrita como una maravillosa condena. Es cierto que hoy contamos con acceso a más información que nunca. La capacidad para comunicarnos con personas en cualquier parte del mundo en tiempo real es algo nunca antes visto. También podemos calcular todo tipo de servicios y técnicas usando solo una función de un computador o una app en nuestros teléfonos. Estos últimos suelen ser los que son siempre señalados como el invento que más cambió nuestro estilo de vida; la discusión eterna, es si lo cambio para bien o para mal. 

Unsplash

Algo como una fuente de información, datos e interacción instantánea y refugiada en nuestros bolsillo, es algo que no puede ser descrito de otra manera aparte de revolucionario. Pero también hemos visto como este mismo aparato nos ha quitado una parte importante de nuestra libertad y atención. Las alertas que aparecen a cada momento en nuestros teléfonos, así como el hecho de que nos obliguen a estar siempre presentes y disponibles, es algo que no tiene cómo hacer bien para nuestras cabezas (de hecho, no le hace nada de bien). 

Justine Haupt

Lo más conflictivo de esto, es que la preponderancia de los smartphone y las redes sociales han causado que la opción de simplemente alejarnos de esta manera de vivir, en busca de una más lenta, pausada y saludable, no sea algo aceptable. Pareciera que si hoy en día no tenemos un smartphone, no hay manera de que nos contacten (totalmente falso, pero esa es la ilusión bajo la que vivimos). Varios hemos deseado que hubiera una alternativa viable a esto. Y donde hay una necesidad, surge la oferta. 

Justine Haupt

Así ocurrió con el nuevo-viejo teléfono celular creado por Justine Haupt. La inventora tomó algunas características de los teléfonos antiguos, particularmente la rueda que los teléfonos antiguos usaban para generar chispas y así poder enlazar la comunicación, y las junto con la capacidad de la telefonía celular moderna para hacer llamada de larga distancia, sin interrupción de señal.

Justine Haupt

A todas luces, su invento parece un desafío a la nueva tecnología. Es prácticamente un acto de rebeldía. Sin dudas que usar uno de estos tendrá el efecto instantáneo de ponerte un una liga distinta al resto de las personas. Por lo menos, puede declarar que estás haciendo un esfuerzo por vivir a tu manera, envés de aceptar que la vida es la que dicte cómo vivirás. 

Puede interesarte