Por Lucas Rodríguez
6 marzo, 2019

Luego de tener a su hijo, una mujer asumió que no habría forma de tener el cuerpo de una modelo. Así que decidió que lo que podía hacer era bajar a las modelos a su nivel.

Mantener una apariencia y una figura digna de una modelo de Victoria’s Secret es algo prácticamente imposible. Implica no solo un nivel de esfuerzo y dedicación insólitos, sino que también la suerte de contar con una genética privilegiada.

View this post on Instagram

All laced up & ready to go (preferably nowhere).

A post shared by Victoria's Secret (@victoriassecret) on

Por eso es que una madre, Hana Erskine, decidió que era hora de invertir las cosas. Envés de apuntar a una sesión de fotos de modelo, iba a convertir las sesiones en lo que ahora es su mundo: la maternidad. 

1. Sexi en una silla.

Bored Panda

2. Demasiado cansada para pasar a otro nivel.

Bored Panda

3. El cansancio, no el deseo, la derribó.

Bored Panda

4. Si lo tuyo es el orden, la maternidad quizás no es la mejor idea.

Bored Panda

5. Cuando tienes un hijo, de un minuto a otro tu ropa sexi se convierte en peluches.

Bored Panda

Tanto el modelaje como la maternidad son mundos maravillosos, pero que rara vez se habían cruzado de esta manera.

Puede interesarte