Por Lucas Rodríguez
25 abril, 2019

La madre de 29 años tuvo que ser hospitalizada, debido a que no hubo manera que pudiera calmar por sí misma los efectos secundarios del implante.

El mercado de las cirugías plásticas es un mundo lleno de misterios. No solo es un negocio de miles de millones de dólares, sino que también es algo que gira completamente en torno a procedimientos cuyo único fin es el embellecimiento. Es por esto que a veces, los costos pueden superar a los beneficios.

Kennedy News and Media

La lección le llegó de la peor manera posible a Christina Burton, una madre de Wythenshawe, Greater Manchester, quien luego de someterse a una cirugía de implantes de labios, se encontró con que su boca comenzaba a crecer e hincharse sin ningún control. 

Kennedy News and Media

No solo llegaron a niveles terroríficos, sino que la hinchazón también comenzó a afectar sus capacidades vitales. Christina comenzó a darse cuenta que sus nuevos labios apenas la permitían tragar, lo que a su vez, estaba dificultando su respiración. 

Kennedy News and Media

Una amiga fue a verla a la casa. Su reacción fue de total horror, al punto de que se comenzó a sentir físicamente enferma. Decidiendo que había ido demasiado lejos, la amiga de Christina decidió llamar a una ambulancia, la que rápidamente se llevó a Christina a un hospital. 

Kennedy News and Media

El detalle más impresionante de esta historia recogida por LadBible, es que cuando Christina comenzó a enviar fotos a sus conocidos, nadie le creyó. La acusaron de estar jugándoles una broma usando algún filtro de Snapchat u otra red social. 

Christina Burton compartió sus imágenes para informar sobre los riesgos de experimentar una reacción alérgica a una operación. Es mejor pensarlo dos veces antes de pasar por el quirófano.

 

Puede interesarte