Por Antonio Rosselot
11 septiembre, 2019

El set viene con un palo, dos pelotas, un «green» y un signo de «No molestar» para colgar afuera de la puerta del baño y asegurarte de que nadie interrumpa tu tiro.

Las visitas al baño son una de las instancias perfectas para pensar en todo lo que no podemos pensar, ya que estamos todo el día con la cabeza en la rutina, el trabajo y las preocupaciones diarias. Es por eso, que sentarse un rato en el baño permite hacer una especie de meditación, y es un espacio de privacidad en donde uno puede relajarse por completo.

Unos leen libros y revistas, otros revisan el celular e incluso hay gente que aprovecha de tomar una corta siesta en el baño, pero nadie se dedica a hacer deporte… ¿o sí?

Amazon

Les presentamos el Potty Putter Toilet Golf, un set de palo, campo (o «green) y pelota para que practiques tus «hoyos en uno» mientras estás sentado en el trono. Sin duda, es una buena manera para afinar la puntería en tus tiempos muertos y practicar tus golpes antes de esa partida de golf del fin de semana.

O bueno, también sirve sólo para entretenerse, y no hay nada malo con eso. Veamos la cómica descripción del juego:

Amazon

«Cuando estás sentado en el trono de porcelana pensando en filosofía, ciencia y el impacto colonial de la comida mexicana, puedes darte un descanso y jugar una partida rápida de mini-golf (…) Puedes no apuntarle al WC cuando estás orinando, pero con este juego podrás lograr un hoyo en uno mientras haces el número dos. Ahora podrás jugar golf con los pantalones abajo sin ser arrestado».

El paquete está disponible en Amazon por 12 dólares y, además de lo mencionado anteriormente, incluye un signo de «No molestar» para colgar afuera de la puerta del baño y asegurarte de que nadie te desconcentre mientras practicas tu swing.

Amazon

La gente ya ha comprado el Potty Putter Toilet Golf, y las evaluaciones han sido muy positivas hasta el minuto, alcanzando 4,5 de 5 estrellas. Incluso, uno de los clientes dejó su propia foto jugando al mini-golf en su baño:

Amazon

Se viene la Navidad y aún no tengo un regalo… así que ya saben.

Puede interesarte