Por Carla Cappello
8 septiembre, 2017

Un poco de carne, pero de vez en cuando.

El “flexitarianismo es el término que surge de la unión entre el término “flexible” y “vegetariano” y se refiere a la práctica de ser flexible pero manteniendo la medida del vegetarianismo, o lo que algunos llaman como “engañar al vegetarianismo”. 

Lo positivo: De acuerdo a estudios, los Flexitarianos pesan un 15% menos que las personas carnívoras. Tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades del corazón, diabetes y cáncer. Y podrían vivir hasta 6 años más.

Carla Cappello / Upsocl

Según este movimiento, se puede ser vegetariano la mayor parte del tiempo, seas defensor de los animales o sólo quieras ser más saludable, pero de vez en cuando puedes comer un poco de carne. Muchos nutricionistas aseguran que esta forma de dieta es una de las más saludables, ya que la adaptas a tus gustos y incluyes los beneficios de todos los alimentos en tu vida.

 

 

Un día en la dieta de un Flexitariano

Entre sus comidas suelen estar incluidas proteínas vegetales y no animales. Un desayuno típico sería cereal con leche de almendras o soya, acompañado de algunas frutas, mientras que un almuerzo incluiría legumbres y vegetales. Como snack quizás una manzana con mantequilla de maní. 

Tienen una agenda planeada con comidas saludables y la organización es la base de todo. Pero si de vez en cuando se topan con una hamburguesa, SÓLO DE VEZ EN CUANDO, no dudarían en comerla, pero quizás en su versión más saludable.

Todo va en la variedad de los alimentos que consumen y en su calidad más que la cantidad.

¿Esto significa ser vegetariano con beneficios? Bueno, sí. Seis días de vegetales y el domingo un poco de parrillada en familia.  

No suena nada mal…

 

Puede interesarte