Por Catalina Yob
6 enero, 2017

Quizás este año es su año para encontrar a una familia.

Tiene solo un ojo y es sorda. Scarlett es una pitbull que en el año 2013 llegó a un refugio en el estado de Maryland en Estados Unidos, y que lleva más de 3 años esperando ser adoptada por una familia, lo que representa más de la mitad de lo que ha vivido.

He vivido más de 1.095 días aquí, ¿me llevarías a casa?

Durante todo el tiempo que ha vivido en el refugio, la pitbull de 5 años ha sabido ganarse el corazón del equipo de bienestar animal que la cuida. De hecho, más que vivir en el espacio que tiene designado, se la pasa sentada junto a los cuidadores en los sillones que tiene el recinto.

El encargado del establecimiento, Kirstyn Northrop Cobb ha dicho que Scarlett es la perrita más encantadora, y que cada vez que se sube a las piernas de alguien, sólo se enfoca en darle besos.

En diciembre de 2013, la pitbull fue llevada por su propio dueño, luego de que éste no pudiera hacerse cargo de los múltiples problemas médicos que la aquejan. Padecía de una serie de enfermedades crónicas, incluyendo una infección de oído que databa de hace mucho tiempo atrás y lo que desencadenó en la sordera que hoy sigue manteniendo.

Actualmente, la perrita se encuentra en perfectas condiciones de salud, aún cuando no muy activa. Pesa 42 kilos y sus pasatiempos contemplan descansar por horas y jugar con quienes se le acerquen.

El personal del refugio confía en que este 2017 puede ser el año en que una familia le ofrezca un hogar lleno de hogar y definitivo, en donde pueda seguir jugando y envejecer como sólo ella se merece. La razón de por qué no ha sido adoptada podría tener muchas teorías, pero algunas de las que maneja el propio son que Scarlett no es muy cercana a otros perros, por lo que reside sola en un cubículo, además ellos aseguran que no han sido lo suficientemente entusiastas, debido a la cercanía que tienen con ella.

Sin dejar de mencionar que Scarlett y debido a que sólo ve por un ojo, no recibe a los visitadores con tanto entusiasmo como lo hacen los otros perros del lugar. Mientras que los demás saltan cada vez que ven a alguien, Scarlett los mira desde abajo en donde se encuentra reposando.

La esperanza es lo último que se pierde y esperamos de todo corazón que Scarlett pueda encontrar un hogar, mientras tanto los dejo con su Instagram personal:

Puede interesarte