Por Gillian Armstrong
10 marzo, 2017

«Fueron sólo unas horas en las que todo se volvió una locura».

 Hay fotos que son tan increíbles que muchas veces se trata de todo un engañoso montaje que nos hace pensar que estamos viendo un verdadero fenómeno natural en su máxima expresión. Pero hay veces en que no es así y el fotógrafo es capaz de captar el momento exacto de un impacto que nos permite apreciar la fuerza de la madre naturaleza.

Es el caso de Ian Gilchrist, quien logró capturar increíbles imágenes de un puerto de Sidney. 

En Nueva Gales del Sur, el marino tuvo un agitado fin de semana con fuertes mareas y, en vez de huir atemorizado decidió sacarle provecho, a la situación sacando su cámara fotográfica y mostrarle al mundo la realidad de sus días. 

«La costa baja del este intensificándose».

De pasar de trabajar como un cajero, Gilchrist tomó el camino del mar y ya lleva nueve años laborando como marinero de cubierta .

Cada foto del fin de semana de Ian reúne una gran cantidad de likes y muchos comentarios sobre lo impresionantes que son sus fotografías.

 

«Gran día para estar trabajando. Fueron sólo unas horas en las que todo se volvió una locura. Hubo mucho trabajo con las grandes mareas y los botes marineros».  Fue uno de los comentarios de Gilchrist.

Las personas que trabajan en el mar deben lidiar con el impredecible carácter del océano, el cual te puede sorprender en cualquier momento y jugarte unas muy malas pasadas. Por suerte Ian salió sano y salvo de esta particular situación

Puede interesarte