Por Javiera Mc Niven
27 diciembre, 2016

Compartieron excursiones, festivales de bailes, fiestas e incluso una boda.

No es la primera vez que viven juntas una aventura, de hecho son el claro ejemplo de que el perro es el mejor amigo del hombre. En este Caso Ioana y su Golden Retriever, Geena, son inseparables. Su última aventura fue en Rumania: Tomaron un avión y fueron a recorrer nuevos lugares; su actividad favorita fue el senderismo.

Disfrutaron de la increíble vista de las montañas Parang

Ioana Catalina E.

También vivieron el otoño en las montañas de Bucegi 

Ioana Catalina E.

Y en julio, los calurosos días de verano

Ioana Catalina E.

Pasaron momentos inexplicables 

Ioana Catalina E.

Caminaron mucho, incluso por el frío de las montañas Fagaras

Ioana Catalina E.


 

Amigas inseparables

Ioana Catalina E.

Después de un laaaargo día de correr y pedalear 

Ioana Catalina E.

No solo compartieron aventuras outdoors, también se vistieron de etiqueta y fueron a la boda de una querida amiga

Ioana Catalina E.

Después se maravillaron con la tranquilidad del río Cerna

Ioana Catalina E.

Nada se compara a una fogata en medio del bosque con amigos y Geena.

Ioana Catalina E.

Este lugar es ¡hermoso!

Ioana Catalina E.

Nevo y nevó. Pasando una tarde de invierno en la ciudad

Ioana Catalina E.

Se sintieron en la cima del mundo cuando llegaron a lo más alto de las montañas de Bucegi: ¡2505 metros!

Ioana Catalina E.

También se dieron tiempo para salir a bailar. ¡No saben cómo se menea Geena!

Ioana Catalina E.

También para practicar nuevos deportes

Ioana Catalina E.

Recuerdos que nunca olvidarán

Ioana Catalina E.

¡Qué buena compañía!

Puede interesarte