Por Ghalia Naim
9 diciembre, 2016

Hace 20 años que no pasaba esto.

Los animales suelen tener un excelente sentido de la ubicación , pero en varias ocasiones hemos sabido de algunos que perdieron el rumbo y aparecieron a kilómetros de su hábitat natural. Esta vez le tocó a una elefante marino, la pobre llegó a la costa de Australia para dar a luz, muy lejos de su casa. Si bien en este país hay gran cantidad de elefantes marinos, no es común que se acerquen a las costas pobladas por humanos para parir, así que fue toda una eventualidad su aparición.

Madre e hijo

dpaw

Emma Burgh, vocera del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Australia, le comentó al medio especialista en casos de animales, The Dodo, que esto no había pasado en 20 años.

dpaw

Ambos estaban descansando cuando los encontraron.

dpaw

Estos animales buscan tierra firme para poder descansar luego del parto y poner a salvo a sus crías mientras se fortalecen, por lo que estarán algún tiempo en la playa. Las autoridades cerraron el sitio para evitar que los curiosos molesten pero de todas formas se pueden apreciar de lejos.

“La idea es que la gente guarde distancia para no molestar a la madre y recién nacido en este período de vulnerabilidad. Esto es muy mágico y raro al mismo tiempo”, comentó Emma.

dpaw

¿Has visto alguna vez a un elefante marino?

Puede interesarte