Por Gillian Armstrong
16 mayo, 2017

Una imagen de la esta costa lo dice todo.

Henderson, una isla que forma parte del archipiélago de Pitcairn, ubicado en la Polinesia, es la única colonia británica que queda en el océano Pacífico y también la que acumula la mayor densidad de deshechos plásticos del mundo. Un título que ninguna localidad estaría orgullosa de llevar.

Es una triste realidad y un terrible hecho que revela el impacto del ser un humano en los hábitats marinos, generando la muerte y la irrupción del ambiente de muchas especies del océano.

Esta isla tiene sólo 47 km cuadrados y está a más de 5.000 km del próximo centro urbano importante, pero en su basto territorio logra acumular toda la contaminación que pasa por el centro de giro del Pacífico Sur -un gran torbellino donde se acumulan los deshechos transportados por las corrientes marinas de América del Sur o provenientes de los buques-, haciendo que la basura sea parte del ecosistema.

AP

Un estudio de las Actas la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de Estados Unidos, reveló que en sus playas se alojan más de 30 millones de toneladas de plásticos, una zona que sólo es visitada cada cinco o diez años por expediciones científicas.

En el lugar se pueden encontrar hasta 671 trozos de plástico por metro cuadrado en las playas.

Científicos de la Royal Society for the Protection of Birds -una ONG británica que realizó una expedición el pasado 2015-, contabilizaron hasta 671 trozos de plástico por metro cuadrado en las playas.

AP

“Sobre la base de nuestras muestras tomadas de cinco sitios, hemos estimado que más de 17 toneladas de desperdicios plásticos han sido depositados en la isla y más de 3.570 nuevos desechos se posan a diario en una sola de sus playas“, dijo Jennifer Lavers, la autora principal del estudio.

Esperemos que de una vez por todas el ser humano pueda percatarse de la gravedad de esta terrible realidad y se tomen las medidas necesarias para evitar esta alta tasa de contaminación que va en permanente aumento. 

Puede interesarte