Por Hugo Moreno
26 marzo, 2014

Esta niña nos demuestra la gran diferencia entre los productos orgánicos y los convencionales. Es bastante impresionante. Cuando era pequeño hice ese mismo experimento, con las patatas de mi época se podía.

Original