Por Fernanda Saide
28 febrero, 2017

Compartieron sus fotografías para que se acabe esta tradición.

Tras el colapso de un caballo que tiraba de una carroza en pleno Central Park, Nueva York, la preocupación por la salud de estos animales aumentó considerablemente en la ciudad. Un tema tan delicado como el abuso animal se pone sobre la mesa en ocasiones como ésta, y creo que ya debería estar más que prohibida la actividad que sólo cansa hasta la fatiga a los caballos.

Ellos ni siquiera pueden correr o recrearse de otra forma, y deben estar bajo el sol por horas, día a día tirando de miles de turistas que se sientan en los carros y gritan mientras toman cientos de fotos.

Y bueno, este caballo, al igual que otros casos similares, terminó cayendo al suelo cuando ya de verdad no podía más, mientras daba uno de sus paseos con turistas por la mañana.

nyclass

Su conductor, Chris Amanus, asegura que el caballo solamente tropezó, y que no tuvo ninguna herida.

Pero la organización NYCLASS, que defiende a estos animales, decidió distribuir unas fotografías que evidencian la situación y aprovecharon de pedir por favor que se acabara esta tradición en la ciudad.

De hecho, abrieron un portal para juntar firmas.

Nyclass

El portavoz de NYCLASSJohn Collins, aseguró que esta caída definitivamente no fue por un tropiezo.

Los caballos no se derrumban. Algo ocurrió, y la ciudad debería llegar al fondo de este asunto, y asegurarse de que no suceda nunca más.

Deben realizar una investigación inmediata sobre la salud y el paradero de este caballo, incluyendo permitir que un veterinario independiente examine al animal“.

-John Collins-

Ante eso, el conductor dijo que las fotografías denotan más gravedad de la que realmente es y que no pasó nada tan terrible…

¿Qué opinas sobre el uso de carrozas?

Puede interesarte