Aunque muchos reciclan, la gran mayoría no sabe qué hacer con los residuos como frutas y verduras y terminan tirándolos a la basura cuando pueden ser muy útiles.

Cada día hay más consciencia sobre el reciclaje y el uso de los residuos. Sin embargo, si bien existen en muchos países distintos puntos donde dejar materiales como plástico, metal, cartón, y otros, para que sean reutilizados, la gran mayoría no sabe qué hacer con los residuos orgánicos como las frutas y verduras y terminan arrojándola al basurero, siendo que se les puede dar otro uso útil como crear abono para el jardín a través del compost.

Sin embargo, no todos tienen el suficiente espacio, tiempo y dedicación para hacer el compostaje casero ellos mismos.

Conscientes de ello, unos jóvenes chilenos crearon una empresa llamada Karubag, que retira los desechos orgánicos una vez a la semana desde casas, departamentos o incluso empresas, luego los lleva hacia una planta ubicada en Lampa para elaborar el compost y se los devuelve a su dueño si lo necesita.

Instagram @karubag

Con un poco más de un año de funcionamiento, los jóvenes tienen más de mil clientes en Santiago y la V, VI y VIII región, y la modalidad de funcionamiento es a partir de un modelo de suscripción mensual según la cantidad de deshechos. 

Instagram @karubag

A las familias pequeñas de hasta tres personas les entregan un balde con una bolsa compostable de 10 o 20 litros donde pueden juntar frutas, verduras, cáscaras de huevo, servilletas de papel, cartón corrugado, pelo, cuescos, palitos de sushi, fósforos usados y desechos de jardín.

Las empresas, en tanto, reciben baldes de 20 litros y tienen un valor más elevado que para las familias.

Para retirar los desechos, cuentan con un equipo de 20 ciclistas que arrastran un carro que soporta hasta 140 litros de carga.

Instagram @karubag

Como la gente recién está conociendo el concepto en ese país, evidentemente habrán algunas personas que arrojen desechos que no sirvan para el compost. Para evitar que eso ocurra, todas las bolsas recibidas son revisadas y así no permiten que haya una contaminación del abono.

Instagram @karubag
Instagram @karubag

Según dijeron los dueños de Karubag a LUN, hasta el momento no les ha sobrado abono, pero si alguna vez les llega a ocurrir, considerarán donarlo a alguna institución que lo necesite.

Instagram @karubag

¡Un aplauso por estas iniciativas que fomentan el reciclaje!

Puede interesarte