Por Fernanda Peña
15 febrero, 2017

¿Cómo puede un espectáculo tan sublime, causar miedo entre los islandeses?

Los turistas son a menudo atraídos al país europeo para ver el espectáculo de las famosas ‘Luces del norte’, más conocidas como la ‘Aurora Boreal’. Y aunque este fenómeno sigue siendo bastante impredecible, se ha vuelto la pesadilla de los oficiales al sur del país.

La semana pasada atendieron dos casos donde los vehículos fueron volcados. En un principio se sospechó que los conductores habían estado bebiendo. Pero en ambas ocasiones se confirmó que estaban completamente sobrios.

El primer incidente ocurrió en el camino hacia el aeropuerto:

«El conductor le dijo a la policía que vio la aurora boreal y no pudo detenerse para mirarla. La policía le pidió que estacionara el vehículo si quería seguir contemplando el cielo».

-cuenta un comunicado policial.- 

Los turistas al volante no siempre hacen la vida fácil para los islandeses, a menudo se reportan serios choques de autos porque los conductores quedan «hipnotizados» ante la majestuosidad del fenómeno -que ocurre sin aviso-, entre los meses de octubre y febrero.

El sitio fue incluso bautizado como el lugar para la «conducción bajo la influencia de la Aurora».

Alaska nights Photo by @tomparkr #superBdestinations

A post shared by SuperB Destinations® (@superbdestinations) on

Los turistas también están deteniendo sus vehículos en medio del tráfico, para fotografiar ovejas, caballos o «cualquier cosa que capte su atención». Ahora se contempla la posibilidad de crear paradas designadas para tal fin.

Sabemos que el espectáculo es magnífico, pero señores: la seguridad ante todo.

Puede interesarte