Por Alejandro Basulto
31 julio, 2019

El cambio climático, junto con el aumento de las temperaturas, habría acelerado el derretimiento de estos cuerpos de hielo, mucho más de lo que se pensaba.

El calentamiento global es una realidad. Ya que se ve a través de sus diferentes expresiones. Desde unas temperaturas que llegan a máximas radicalmente altas, pasando por largas sequías o por lo contrario, mareas muy voluminosas, hasta el derretimiento de glaciares, que son la causa del anterior fenómeno. Algo que preocupa a la comunidad científica y a activistas ecologistas, y más aún, tras saber que sus primeras predicciones eran más optimistas que la verdadera realidad.

EP

Debido a que la pérdida de hielo de los glaciares, resultó ser más veloz de lo que ellos pensaban. Y es preciso antes recordar, que su derretimiento, permite el aumento del nivel del mar, como también afecta la circulación oceánica, influyendo así la productividad de los ecosistemas y permitiendo la llegada de nutriente al océano.

El proceso de derretimiento de los glaciares, ha tendido a variar según el clima. Existiendo ciclos de avance y de retroceso del hielo. Pero lo que está preocupando ahora a muchos, es que tras que un equipo de científicos estadounidenses, (guiados por la Universidad de Oregon en Estados), investigara en directo las tasas de fusión submarina desde el glaciar marino LeConte, que se encuentra hasta el sureste de Alaska, descubrieran que estos cuerpos gigantes de hielo se están derritiendo hasta 100 veces más rápido de lo planificado.

Pixabay

Resultado de la investigación, que se logró tras la recopilación de todos los datos sobre el océano, el hielo y la atmósfera entre los años 2016 y 2017. Y que se explicaría por las altas temperaturas que se han alcanzado en el último tiempo, producto de los gases invernaderos y otras intervenciones a la naturaleza hechas por la acción humana.

“Encontramos que las tasas de fusión en la mayor parte del glaciar eran extremadamente altas en comparación con las que predice la teoría (…) En agosto se encontraron las tasas de fusión más altas a lo largo de la línea que conecta el glaciar con la tierra, lo que implica que podrían producirse una recorte y una desestabilización del glaciar”

– señaló David Sutherland, el autor principal del trabajo publicado en Science, según consigna La Vanguardia.

Pixabay

Datos preocupantes, que como se mencionó anteriormente, solo conllevará situaciones más complejas y difíciles en el planeta, tales como temperaturas extremas y flujos peligrosos en las mareas.

 

Puede interesarte