Por Macarena Faunes
8 julio, 2019

El gobierno tailandés estima que con esta técnica se pueden llegar a plantar casi 1 millón de árboles al día.

El medio ambiente está en crisis. El calentamiento global y el nulo interés que tiene la sociedad con disminuir la contaminación en el planeta está matando el ecosistema. La tala de árboles ha aumentado considerablemente y las personas no tienen conciencia sobre lo importante que es para la flora y fauna reponer las miles de hectáreas de los pulmones en la tierra. Por fortuna, una nación tomó cartas en el asunto e implementó una iniciativa digna de replicar.

El gobierno de Tailandia ha utilizado aviones militares para bombardear semillas a lo largo de todo el país, las que fueron creadas para recuperar las zonas deforestadas.

Pixabay.

Cada grano está hecho con pepas de árboles locales, junto con una mezcla de arcilla, tierra y compost, lo cual proporciona las condiciones adecuadas para que germinen en el suelo y se conviertan en árboles frondosos.

Bombas des semillas.

La primera misión se llevó a cabo en la región de Phitsanulok, donde los aviones volaron sobre una superficie de más de 80 hectáreas dejando caer estas semillas.

Pixabay.

Las autoridades estiman plantar un millón de árboles al día con este método y continuar con el proyecto durante los siguientes 5 años. Se cree que los primeros resultados positivos estarán a la vista a principios del 2020.

Pixabay.

El concepto de «bombas de semillas» fue creado por el japonés Fukoka, el cual consiste en un método de agricultura natural. Cada esfera contiene una mezcla de elementos naturales, y para germinar sólo necesita agua y luz solar durante mínimo 4 horas al día. Son muy fáciles de hacer, ya que no necesitan de conocimientos previos de jardinería, tal como cuenta el sitio Bombas De Semillas.

Pixabay.

El registro más antiguo de este procedimiento data del 1930, cuando se utilizaron aviones para la reforestación de algunas áreas verdes en las montañas de Honolulu, Hawai, debido a incendios que afectaron el lugar. En África, esta técnica es muy común para sembrar pasturas para obtener la alimentación del ganado.

Pixabay.

Los árboles son el principal pulmón de nuestro planeta y debemos tratar de plantar la mayor cantidad posible. Además de permitirnos respirar aire puro, es el hábitat de los animales, lo que nos permite tener una flora y fauna acorde a la que necesitamos. Confiemos en que este método logrará grandes resultados en Tailandia y será replicado por otros países.

Puede interesarte