Por Ghalia Naim
3 abril, 2017

Creo saber lo que le pidió Dios…

Canadá es un país conocido por sus espectaculares montañas heladas y sus famosos osos: si pensamos en estos gigantes animales, pensamos en Canadá, ¿cierto? Jessica Andrews es una chica de 22 años que vive en las profundidades de Wesleyville, Newfoundland, y mientras observaba el crudo invierno a través de su ventana, pasó algo increíble.

Un oso se acercó a una cruz y comenzó gruñir.

Jessica le comentó al medio “Toronto Sun” que justo frente a su casa hay una gran cruz. De la nada, apareció un oso blanco y se paró frente a ella mientras hacía un desgarrador rugido.

“Quedé demasiado sorprendida cuando lo vi. Escuché sus rugidos y fui por mi cámara. Solo salí de casa y comencé a tomar fotografías, entonces me di cuenta de que estaba ‘rezando’ o algo parecido. Puso la pata en la cruz y rugió muy fuerte. Pensé ‘mierda, realmente está rezando’. Tomé demasiadas fotos sin darme cuenta de lo mucho que me estaba acercando”.

JESSICA ANDREWS / OCEAN VIEW PHOTOGRAPHY
JESSICA ANDREWS / OCEAN VIEW PHOTOGRAPHY
JESSICA ANDREWS / OCEAN VIEW PHOTOGRAPHY

Alcanzó a tomar cerca de 200 fotografías y ahora la historia es viral.

JESSICA ANDREWS / OCEAN VIEW PHOTOGRAPHY

De todas formas, la policía de la localidad dio un aviso de seguridad, pues aunque es un “oso católico”, igual necesita comer…¿no?

Creo que todos pensamos lo mismo cuando vemos las imágenes: “El pobre oso está rezando por el fin del calentamiento global”.

Amén, querido osito… Nosotros también esperamos que las cosas cambien.

¿Saldrías a fotografiar un oso tan de cerca?

Puede interesarte