Por Carolina Mila
4 febrero, 2015

Aunque no sé si algún día llegue a casarme y a tener hijos, si llegara a tener una hija mujer, basándome en lo que he vivido hasta el momento, estos son los consejos que me gustaría darle:

1. Aprende a ser fiel a ti misma aunque tengas que nadar contra la corriente

Alguna vez leí una frase de Tucídides (un historiador ateniense) que me marcó para siempre: «Para ser feliz, hay que ser libres. Y para ser libres, hay que ser valientes». No siempre será fácil hacer lo correcto, ni hacer lo que tú crees que hay que hacer. A veces será difícil escapar a la presión social, o a lo que los demás piensan que es «normal». Te verás tentada a ceder a las expectativas que los otros tienen de ti, incluyéndome a mí, incluyendo a tu familia. Desde ya querida hija  te exhorto a que que seas fiel a tu corazón, a tu consciencia, y a lo que tú crees que tienes que hacer. Tendrás que ser fuerte. Pero desde ya te tengo fe.


2. No permitas que nadie te diga lo que vales (ni si quiera el chico del que estás enamorada)

Habrá momentos en que la gente intentará pasar por encima tuyo, incluyendo a la gente que quieres. Tal vez quieran hacerlo a propósito, o tal vez no. En la vida todos estamos haciendo un esfuerzo, y sin darnos cuenta, a veces, si nos lo permiten, nos aprovechamos de los demás. No me malentiendas futura hija, no digo que no puedes confiar. Solo digo que no temas trazar límites ni hacerle saber a la gente cuando se ha portado mal. No le creas nunca a la gente que te menosprecia. No les creas porque te están juzgando mal. Mantén la confianza en ti misma. Manténte firme en tus convicciones, incluso, si la persona que te está subvalorando es el hombre que te enamora. Sí, aunque no lo creas, ese hombre tan guapo e inteligente, también se puede equivocar.

a-mi-hija8


 2. Sé selectiva con la gente que te rodea y aprende a trazar límites

Nuestros amigos y parejas pueden tener una gran influencia en nosotros. Marcan nuestra vida y enriquecen nuestro camino. Por eso te invito a que seas generosa con las personas y también curiosa. La gente que tiene vidas muy distintas a la tuya siempre tendrán algo nuevo que mostrarte y enseñarte. No temas acercarte a la gente que es distinta a ti. Aprende sin embargo a rodearte de gente que sea digna de tu confianza y de tu aprecio. Teje una red de amigos genuinos con los que sabes puedes contar. Estas personas harán la diferencia en tu vida. Serás más feliz y tu camino será más divertido.


6. Estudia

La información y el conocimiento son poder. Estudiar enriquecerá tu vida y también te hará más segura de ti. Valora tu educación e invierte en ella. Procura nunca dejar de aprender. Sé curiosa e incursiona en nuevos campos y materias. Si hay algún tema que te llama la atención del que quisieras aprender busca algún curso al respecto. Estudia y cuida tu hoja de vida. Tu experiencia laboral soportará tu costo de vida. Estudiar permitirá que no tengas que depender de nadie para ganarte la vida.

desafiante23


7. Aprende a bailar

Bailar es uno de los placeres más grandes que existen. Una de esas actividades que te hacen estar más presente que nunca. Aprende a mover tu esqueleto al ritmo de la música. Te ayudará a conectarte contigo misma y con los demás, así como también con tu propio cuerpo, el instrumento más poderoso con le que jamás contarás.


8. Aprende a conducir y a nadar

Para que no estés dependiendo de nadie aprende pronto a conducir. Y también a nadar. Si se me olvida enseñarte pídemelo a penas tengas edad. Te hará sentirte más independiente y satisfecha. Sabrás que podrás llegar hasta donde quieras por tus propios medios. Y aprende a nadar: como bailar, es un gran ejercicio para el alma y el cuerpo y también uno de mucha utilidad. Así no tendrás que rechazar la invitación cuando te inviten a ese fiesta de verano en ese increíble barco, y podrás sobrevivir el día en que el crucero que has tomado naufrague.

large-1


9. Atrévete a ir tras lo que quieres

Sigue tu intuición y no tengas miedo de ir a buscar lo que quieres. Lo que crees que quieres. Sueña en grande. Aunque la caída puede ser más dolorosa cuando nos arriesgamos, también será siempre mucho más satisfactoria. Será más doloroso arrepentirte de lo que no te atreviste a hacer que de lo que hiciste y no salió bien.


10. Aprende el valor de ganarte las cosas por ti misma

No hay satisfacción más grande que la de conseguir las cosas por tus propios medios.  Aunque tengamos que hacer el doble de esfuerzo. Si algún día te sientes tentada a quejarte porque sientes que la gente que te rodea no te está tendiendo una mano no lo hagas. Aprovecha ese momento para comprender lo fuerte que puedes llegar a ser. Sigue nadando contra la corriente con felicidad, te aseguro que habrá un momento en que al mirar atrás no podrás creer lo lejos que has llegado. La otra orilla, se encontrará a unas pocas brazadas de distancia.

large-1-copia-4

Visto en Weheartit.

Puede interesarte