Por Andrea Araya Moya
21 abril, 2015

Los cambios podrían ser peor de lo que piensas.

Cuando se termina el verano, también se acaban nuestras ganas de ejercitarnos, pues creemos que ya no hay motivos para tener un cuerpo tonificado, pues no hay necesidad de mostrarlo en invierno. Pero la verdad es que no es así. No sólo debes ejercitarte para lucir un cuerpo fenomenal, sino que también para estar más sana y tener más energía diariamente. Tienes que entender que va más allá de lo físico, es una cosa más de mente y espíritu.

Muchas personas creen que no hay nada de malo en dejar de hacer ejercicio, pues los cambios no serán tan radicales teniendo un cuerpo tonificado. Pero no te engañes, pues aún así hay cosas que si cambian en tu cuerpo, de las cuales ahora sólo te mostraré diez, aunque existen muchas más.

 ejercicio2Fuente: We Heart It

1. Tu cuerpo no cambiará a las semanas, sino que lo hará, como máximo, a los tres días.

2. Tendrás que ejercitarte el doble para quemar todas las calorías extra que consumiste.

3. Probablemente comenzarás a desear esos platos de papas fritas, o pasteles, o cualquier comida que tenga grasa.

ejercicio4Fuente: We Heart It

 4. Tu nivel de estrés podría aumentar.

5. No podrás dormir tan relajadamente como antes.

6. Cuando quieras ejercitarte tendrás que hacerlo lentamente.

7. Te sentirás más cansada y te costará levantarte por las mañanas.

ejercicio3Fuente: We Heart It

8. Tus músculos se tensarán, por lo que necesitarás más masajes que lo habitual.

9. Es claro que comenzarás a subir de peso si no comes saludablemente.

10. Probablemente comiences a sentirte más flácida y menos tonificada que antes.

Puede interesarte