Por Fernanda Peña
12 mayo, 2017

Nunca olvides cerrar la puerta con seguro. ¡De nada!

Lejos de darte una clase de sexualidad y masturbación, toma esto como un mensaje de advertencia para no dejar detalles al azar cuando decides que es momento de darte un poco de amor propio. El portal BuzzFeed indagó por esas historias vergonzosas que algunos usuarios han estado tratando de olvidar, y aquí tienes una selección de las más hilarantes, para que no te pasen…

1. Cuando la conexión Bluetooth fue la peor decisión

Macarena Salinas / UPSOCL

“Me estaba masturbando con un video en línea y pensé en usar el Bluetooth para conectar mis auriculares inalámbricos, pero no funcionaron, así que lo vi sin audio. Después bajé a la sala de estar y mis padres tenían una extraña mirada y me dijeron, ‘¿Así que, te divertiste?’. Descubrí que tenía el Bluetooth conectado al sistema estéreo ¡en lugar de mis auriculares! El peor error”.

-susmemyyyy.-


2. Cuando mamá decidió hacer un aseo profundo y terminó encontrando lo que no quería

Macarena Salinas / UPSOCL

“Soy de una familia súper conservadora, pero yo soy lo opuesto: cuando tenía 18 años, mi madre decidió limpiar mi armario mientras yo estaba en la escuela y encontró el vibrador que guardé allí. Cuando llegué a casa ella no mencionó el vibrador, pero me dio una conferencia sobre cómo Dios odia la masturbación y cómo ‘luchar contra el impulso de Satanás’. La peor parte fue que nunca volví a ver ese vibrador, ¡era caro!”

-joybwithu.-


3. Pensar que estás solo en casa siempre es pésima idea

Macarena Salinas / UPSOCL

“Vivo con mis abuelos, y todos los viernes siempre salen por el día entero. Un viernes por la mañana se habían ido y decidí tomar una ducha y consentirme. Lo hice en la ducha gimiendo y con música a todo volumen. Lo hice fuerte pensando que estaba sola. Después de haber terminado, salí y fui directamente a mi habitación. La habitación de mis abuelos está justo al lado de la mía, así que cuando oí su televisión encendida me di una sacudida. Nunca salí esa mañana, lo oyeron todo. No me miraron a los ojos durante semanas, todavía sigo horrorizada”.

-kourtneyb45deb9979.-


4. Cuando el gato de la casa pensó que todo era un juego:

Macarena Salinas / UPSOCL

“Algunos antecedentes: Mis padres juegan con nuestro gato a ese juego donde se mueven sus pies bajo la cama y el gato los persigue. Bueno, larga historia hecha corta corta, mientras yo estaba haciendo lo mío bajo las cubiertas, mi gato entró en mi habitación  y pensó que era algo con l o que jugar. No fue divertido”.

-yourfriends1.-


5. ¿Por qué habrá gente que insiste en hacer estas cosas sin poner seguro a su puerta?

Macarena Salinas / UPSOCL

“Fue a la mañana siguiente de haber descubierto que mi clítoris me dolía. Estaba tratando de averiguar si eso era normal o no, así que tomé mi cámara -noten que esto era antes de que existieran los celulares con cámara-, me quité mis bragas y tomé una fotografía de, bueno, ya saben. Lo siguiente que recuerdo es a mi madre entrando en la habitación, mirándome semidesnuda con una cámara y bueno”.

-siggiggles.-


6. A este chico lo descubrió toda la escuela

Macarena Salinas / UPSOCL

“Tenía 13 años y era mi primer año en un internado católico de chicos. Todos dormíamos en grandes dormitorios abiertos, y había cero privacidad – así que decidí ir y darme un poco de amor propio en uno de los baños. Saqué mi teléfono y fui a eso, pero al parecer, no era tan discreto como pensé que era…Un compañero de estudio decidió saltar y me atrapó con mis manos ocupadas (vio todo lo que hice allí). En cuestión de horas la noticia se extendió por todo el dormitorio y, al día siguiente, en la escuela. Hasta el día de hoy tengo el título de “ese tipo que fue sorprendido haciéndose una paja en los baños”. Mirando hacia atrás, me alegro de que me halla pillado otro estudiante y no uno de los hermanos”.

-baseline.-


7. El suegro

Macarena Salinas / UPSOCL

“Era una mañana muy hermosa y mi esposa y mis suegros habían salido a desayunar, así que, naturalmente, yo estaba feliz de tener la casa solo para mí. Fui al baño a hacer lo mío. Viendo porno en mi teléfono con los auriculares encendidos cuando, de repente, veo la puerta abierta y entra mi suegro justo cuando estoy a punto de terminar. Puedo decirles que los desayunos nunca han sido los mismos”.

-danielcruz1973.-


8. Cuando su madre pensó que era buen momento para consolarla

Macarena Salinas / UPSOCL

“Mi madre vivía conmigo en ese momento, era muy temprano por la mañana, quizá a las tres o cuatro de la mañana. Mi mamá estaba durmiendo y yo estaba en mi propio dormitorio. Estaba masturbándome con un gran consolador, tratando de estar en silencio, y amortiguando mi orgasmo en una almohada. Al parecer, mi madre se levantó para ir a tomar un vaso de agua -cosa que ella nunca hace-, y al pasar por mi habitación, oyó los ruidos amortiguados, así que pensó que estaba llorando, y entró en mi habitación, sin llamar a la puerta. Me detuve inmediatamente, pero mi mamá se acercó y se sentó en el borde de la cama e intentó consolarme mientras estaba allí. Era un orgasmo muy prometedor, y ¡¡¡CON EL DILDO AÚN DENTRO DE MÍ!!! Traté de convencerla de que no había estado llorando, pero ella n o lo creyó y estuvo allí sentada durante media hora, dándome un discurso de motivación”.

-Gabrielle West, Facebook.-


9. Esta mujer olvidó algo en el baño…

Macarena Salinas / UPSOCL

“Había vuelto a casa de mis padres después de un semestre en la universidad y un día, después de tomar un baño, escuché a mi hermano de 7 años que había entrado al cuarto de baño, diciendo ‘¡Whoa, es de color rosa, y es blando!’, tuve que decirle que el vibrador que había dejado era en realidad un masajeador de espalda”.

-persephone10000.-


10. Esta es la razón de por qué siempre debes limpiar el historial de cosas sucias

Macarena Salinas / UPSOCL

“Busqué pornografía gay en mi teléfono y me masturbé ese día. Luego mi mamá buscó el historial de búsqueda de mi teléfono para encontrar un sitio web que alguna vez visitó. En su lugar vio que había buscado porno gay. ¿Que si salí del armario?…”.  

-tylerh4ea5c1d10.-

Después de todo, que levante aquí la persona que no lo ha hecho: ¡Ja!

Te puede interesar