Por Francisco Armanet
25 agosto, 2016

Uf, parece que tengo varias…

La bipolaridad es un trastorno mental sumamente complejo. Las personas que lo padecen, sufren importantes oscilaciones en el estado de ánimo junto con una serie de otras consecuencias que, de no ser tratadas con cuidado y regularidad, pueden llevar al individuo a una desgracia terrible. Muchos casos de gente que ha padecido trastornos bipolares han terminado, lamentablemente, quitándose la vida. Sin embargo, hay tratamientos altamente eficaces que las personas pueden llevar a cabo para tener una vida común y corriente. En ese mismo sentido, junto con el tratamiento y la terapia, aparecen ciertos síntomas que son propios de una persona con bipolaridad. Esto no quiere decir que un sólo rasgo implique la presencia del trastorno, pero por lo general, el hecho de que varios de ellos se repitan y mantengan en el tiempo, puede estar hablando de este problema. 

En lo que respecta a las relaciones, el tema es delicado. Así como lidiar con la bipolaridad no es fácil, emparejarse con una persona en esa situación tampoco lo es.

Estos son los 13 síntomas más evidentes de que estás saliendo o te comprometiste con una persona bipolar. 

1. Euforia/Optimismo en exceso

Suelen pasar de un estado de ánimo neutral a considerarlo todo maravilloso y estallar en risas desenfrenadas. Esta podría ser una señal de alerta.


2. Irritabilidad extrema


Así como anteriormente estaban my felices, de pronto pueden caer en un estado de irritabilidad importante. Molestan los ruidos, las diferencias de opinión, que les hagan ver sus errores, etc.


3. Autoempoderamiento.

A veces, pueden entrar en un estado donde necesitan mantener el control de todo y se convencen a sí mismos de que pueden hacerlo.


4. Falta de sueño.

Acostarse muy tarde, pasar la noche despierto, y repetir estas dos conductas en el tiempo podría hablar de un síntoma de bipolaridad.


5. Conducta peligrosa.

Son temerarios, no advierten peligros al correr riesgos y realizar actividades en las que puedan perjudicarse o salir dañados tanto física como emocionalmente.


6. Ideas suicidas.


No es necesario elaborar un plan, pero a veces es el constante cuestionamiento hacia la vida y la razón de existir lo que podría constituir un importante síntoma.


7. Sentimientos de culpa/Pesimismo.


“Todo está mal”, es una frase muy recurrente entre las personas bipolares. Junto con esta, aparecen las quejas, los reclamos y los alegatos.


8. Desórdenes alimenticios.


Se alimentan a deshoras y muchas veces comen cosas que no aportan las proteínas necesarias para el buen funcionar del organismo


9. Pérdida de interés/Desmotivación.


Suelen dejar las actividades hasta la mitad y se desmotivan rápidamente con ciertas tareas, personas, lugares.


10. Aburrimiento.

La vida, muchas veces, es un lugar plano y aburrido


¿Tú qué opinas sobre esto?

Puede interesarte