Por Valentinne Rudolphy
12 junio, 2015

Si tienes una meta próxima y no sabes qué hacer, aquí tenemos la solución.

¿No es el sueño de toda mujer el poder saber la receta para mantener un peso saludable sin hacer mucho esfuerzo? Pues si es cierto que no hay una receta mágica en caso de que quieras bajar varios kilos, y mantenerse siempre es trabajo de cada uno en lo que cada quien considera como si peso ideal. Pero a pesar de eso, hay consejos que a diario pueden ser de gran ayuda y te ayudarán a perder algunos kilos durante la semana si eres rigurosa. ¡Compleméntalo con una buena alimentación y todo está dado! Si tienes una fecha importante en unos días, como un evento para el que quieres lucir ese bello vestido de la mejor manera posible, toma lápiz y papel y comienza con estos muy pequeños cambios:

1. ¡Desayuna!

¡Es lo más importante! Come en la mañana para que puedas funcionar y mantener en funcionamiento tu metabolismo. Mezcla granos y frutas, con algo de proteínas para tener la energía que necesitas y no llegar a comer algo enorme a la hora de almuerzo.

Captura-de-pantalla-2015-06-10-a-las-14.57.32

@brandonwoefel.

2. Planifica tus comidas

Pon horarios y el tipo de comidas que debes consumir, evitando las cantidades altas de carbohidratos. Que sean variados durante la semana. Tenerlos en mente te ayudará a evitar tentaciones.


3. Incluye sopas y ensaladas

En vez de concentrarte en carnes y acompañamientos, siempre ten como plato principal vegetales variado o una sopa de los mismos, o de legumbres (debe ser hecha en casa y no de sobre). Saciarán tu apetito mucho más rápido y son más fáciles de digerir, sin hablar de que poseen menos calorías.


4. Agrega alimentos ricos en agua

Apio, lechuga, frutas… ¡hay muchas posibilidades! Estos alimentos, en especial en los vegetales, tienen muy pocas calorías y son deliciosos, además que hidratarán tu organismo.

Captura-de-pantalla-2015-06-10-a-las-14.57.39

@brandonwoefel.

5. Y claro: ¡bebe mucha agua!

Olvida por unos días (o por siempre) los refrescos y gaseosas y centra tu consumo en solo agua. Al menos los 2 litros diarios recomendados.


6. Baja la cantidad de sal

La sal provoca retención de líquidos, lo que bajará con el agua. Evítala lo más que puedas, prueba otras maneras de condimentar tus comidas. El peso que se baja más rápido es el peso que no es “real”, es decir, cuando te desintoxicas de lo que tienes retenido en tu cuerpo.

Captura-de-pantalla-2015-06-10-a-las-14.57.21

@sjanaelise.

7. Sin azúcar ni masas

Las pastas, los postres, el azúcar en sí y todo lo que tenga harina (en especial el pan): afuera. No los tengas como aliados, menos si necesitas bajar de peso rápido.


8. No te quedes quieta

Muévete lo más posible, no es necesario que hagas 500 abdominales cada media hora. Si tiendes por tus deberes estar sentada o acostada, muévete. Mantente ocupada y de pie, toda actividad ayuda.

Captura-de-pantalla-2015-06-10-a-las-14.57.26

@sjanaelise.

9. Camina

Al menos en un momento del día, sal a caminar. Puede ser una vuelta a la cuadra, a la ciudad, lo que sea. Al menos 20 minutos, y a una velocidad prudente (no de caracol) pon tus piernas en acción, porque oportunidades seguro tendrás muchas.


10. ¡Suda!

Lo ideal es que puedas hacer al menos media hora de algún deporte o ejercicio y que te haga sudar. Es el mínimo de esfuerzo, pero es mejor que nada. Puede ser una pequeña rutina, salir a correr, o aunque sea algunos ejercicios de yoga. Esfuérzate y que tu cuerpo comience a trabajar.

¡Tómatelo con calma, pero disciplina! Y podrás lograr grandes resultados.

Te puede interesar