Por Diego Cid
12 mayo, 2017

Por favor, paren todos con la fotografía con macarrones.

Durante nuestra vida tendremos muchas ocasiones en las que le tendremos que dar regalos a nuestra madre y, aunque algunos estén bien cuando eres un niño, es hora de que empieces a hacer regalos de verdad. Obvio que la intención es lo que cuenta, pero vamos, ya no estás en condiciones de hacerle pasar una vergüenza.

Haznos un favor a todos, pero en especial a tu mami: No hagas estos regalos nunca.

En serio.

1. El cuadro con fideos de macarrones

El gran clásico que le hemos hecho todos a una temprana edad. Bien si eres un pequeñín. Mal si ya deberías estar yéndote de casa, recuerda que la pasta es para comerla.


2. Un chocolate… que acabas comiendo tú

Mamá abre regalo, mamá ve que es chocolate, mamá guarda en su cajón, mamá te encuentra en él a la noche siguiente. Sí, se lo regalaste sólo para comerlo, egoísta.


3. Una piedra pintada

Sí, éste es más que real. Conozco a alguien que le regaló una piedra a su mamá. Al menos estaba pintada y decía “Te amo”. La intención es lo que cuenta, ¿NO?


4. Una trotadora

Sí, ese día mamá querrá celebrar. Recordarle que está pasada de peso no es una idea que le dejará disfrutar mucho, que digamos. Déjala beber en paz.


5. Una aspiradora o electrodomésticos varios

Nada peor que recordarle estereotipos machistas y decirle que su mejor regalo es un implemento para mantener la casa limpia. A menos que le guste limpiar y quiera una. En ese caso, dale la condenada aspiradora.


6. Calzas con animal print.

¿Tengo que aclararlo más acaso? SON CALZAS CON ANIMAL PRINT. Mejor llévale a la playa.


7. Una rica cena… que ella deberá terminar pagando/ limpiando.

Sí, bueno, hagamos una cena con mamá para que ella limpie, ¿no? WRONG. Peor aún, invitarla a un restaurante y pasarle la cuenta.


8. Un regalo evidentemente para ti

“Oh, pero si toda con mi papá y mis hermanos pensamos que te encantaría un televisor de 60 pulgadas con un paquete que incluye todos los canales de fútbol del mundo y dispensador de cervezas”. Te mereces un buen susto por eso.


9. Hacerte un tatuaje con su nombre o que diga mamá.

Va a sonreír. Dirá que te ama, pero te odia con el alma.


10. Si es para darle regalos tan malos, mejor déjalo en un abrazo.

Un abrazo nunca está de más y es mucho mejor cuando viene del corazón 😀